Agente fronterizo enfrenta juicio por homicidio de mexicano

El agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos encausado por disparar a través de la frontera hacia México y matar a un adolescente hace cinco años, enfrentará un juicio el martes por homicidio.

El agente Lonnie Swartz está acusado de matar a José Antonio Elena Rodríguez, de 16 años, quien se encontraba en la calle en la localidad de Nogales, en el estado de Sonora, México, que colinda con la ciudad de Nogales, Arizona.

Una autopsia mostró que el adolescente recibió 10 tiros, la mayoría de ellos en la espalda.

El juicio en el Tribunal de Distrito de Tucson se produce en un contexto en el que el presidente Donald Trump ha lanzado una contra los inmigrantes e intenta cumplir su promesa de construir un “grande y hermoso muro” a lo largo de los 3.200 kilómetros (2.000 millas) de la frontera entre Estados Unidos y México.

Swartz realizó los disparos alrededor de las 23:30 horas el 10 de octubre de 2012 a través de los postes metálicos de una valla de 6 metros (20 pies) que se encuentra en un terraplén de 7,6 metros (25 pies) frente a la Calle Internacional de México, una calle llena de casas y pequeños negocios.

El incidente conmocionó a las comunidades de ambas ciudades. Alrededor de 20.000 personas viven en el lado estadounidense y cerca de 300.000 en el mexicano. Sin embargo, las dos comunidades están unidas por familiares, por el comercio y la cultura. Además de que desde hace tiempo se han referido a ellas localmente como “Ambos Nogales”.

Los abogados de Swartz han dicho que Elena Rodríguez comenzó a lanzar rocas justo antes de ser baleado, en un intento de crear una distracción para una operación de contrabando de drogas, y que el agente tenía una justificación para hacer uso de la fuerza letal. Los abogados quieren que los jurados visiten el sitio del incidente en la noche para observar el área sin la luz del día.

Los testigos del lado de México dijeron que no vieron al adolescente lanzar las rocas y sus familiares han negado que estuviera ayudando a narcotraficantes. Señalaron que iba rumbo a su casa luego de jugar básquetbol.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha dicho que no discutirá si el joven estaba lanzando rocas, pero se desconoce si tenía algún vínculo con narcotraficantes, una cuestión que es importante en el caso debido a se utilizó fuerza desmedida.

Swartz se declaró inocente luego de ser encausado por un jurado investigador federal en 2015 y actualmente se encuentra suspendido y en libertad bajo palabra. La Patrulla Fronteriza no ha dicho si todavía recibe su salario.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes