Agentes homosexuales abordan en Berlín su situación en las policías europeas

La Asociación Europea de Policías Gays (EGPA) inaugura hoy en Berlín su séptimo congreso, con 204 representantes de 13 países, entre ellos tres agentes de España, y en el que por primera vez tendrán derecho a llevar sus uniformes.

El encargado de inaugurar el congreso esta tarde será el alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, que dará paso a dos días de conferencias, el jueves y viernes, en las que se analizarán los problemas de las diferentes orientaciones sexuales en el seno de las policías europeas.

Durante la rueda de prensa de presentación celebrada hoy en Berlín, el presidente de la Asociación Alemana de Policías Homosexuales (Vespol), Thomas Ulmer, se felicitó por la alta participación en las jornadas, que reunirán a agentes de doce países europeos y a un representante israelí.

Lamentó en este contexto que ninguno de los participantes provenga de los países de la antigua órbita soviética, donde el reconocimiento de personas homosexuales en las fuerzas del orden continúa siendo un tabú.

Ulmer explicó que el objetivo de su organización y de las jornadas es tanto la normalización de la homosexualidad dentro de los cuerpos de policía, como la educación de los agentes cuando tienen que tratar con personas de diversas orientaciones sexuales.

El jefe de Vespol, que trabaja como agente de policía en Baden-Württemberg (suroeste de Alemania), consideró que ese conocimiento puede ser vital a la hora de resolver algunos casos.

Según explicaron los organizadores de la jornadas, una encuesta realizada por el Proyecto contra la Violencia contra Homosexuales (Maneo) en 2007 arrojó que el 90 % de los gais no habían denunciado los ataques sufridos, a pesar de que el 35 % de los encuestados reconocieron haber sido sometidos a vejaciones.

Del mismo modo, Ulmer aseguró que si bien, la situación en Alemania ha mejorado con respecto a los años anteriores, todavía los agentes homosexuales reciben una menor valoración de los ciudadanos una vez que éstos conocen su orientación sexual.

A su juicio, es necesario que también es las escuelas se potencie la educación en materia sexual como medio de normalizar la participación de los homosexuales en todos los puestos de la sociedad.

Además, Ulmer se congratuló de la reivindicación que supone que por primera vez los participantes puedan acudir a las conferencias vestidos con su uniforme a pesar de las reticencias de muchos gobiernos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7