Al-Qaida en Irak se atribuye ataques con 31 muertes

BAGDAD ( AP). Un grupo que incluye la facción al-Qaida en Irak se atribuyó el viernes dos ataques dinamiteros en Bagdad que mataron a por lo menos 31 personas en una agencia de seguridad del gobierno y en lo que calificó de proveedor " maligno" de servicios telefónicos móviles la semana pasada.

El llamado Estado Islámico de Irak dijo en una declaración que atacó el ministerio de seguridad nacional y un comercio de AsiaCell el domingo porque los considera parte inseparable de la movilización del gobierno de mayoría chií contra los insurgentes.

" Nuestras escuadras atacaron dos antros del mal utilizados como centros de espionaje para los servicios de seguridad iraquíes", dijo el grupo mediante una declaración en un cibersitio usado por milicianos.

La declaración dijo que los insurgentes también bombardearon " la oficina maligna de AsiaCell en el área de Mansour" en el oeste de Bagdad y describió el comercio como " parte del sistema de seguridad utilizado por el gobierno de los cruzados para perseguir a los muhaidín y espiarlos".

Ese grupo incluye al-Qaida en Irak y otras facciones insurgentes suníes aliadas.

Un funcionario de seguridad dijo que el gobierno arrestó a por lo menos un sospechoso de los ataques del 19 de septiembre que se produjeron con minutos de diferencia. La mayoría de las víctimas fueron civiles. El funcionario habló con la condición de no ser identificado porque la investigación está en curso.

La declaración de los insurgentes se produce en un momento delicado en Irak, donde el gobierno ha estado prácticamente estancado después que las elecciones parlamentarias del 7 de marzo no produjeron un claro ganador. Las autoridades estadounidenses temen que el vacío político pueda complicar los esfuerzos iraquíes por hacerse cargo completamente de la seguridad y permitir el avance de los insurgentes.

Enviados del bloque del primer ministro Nuri al-Maliki iniciaron conversaciones el viernes en Irán con un clérigo autoexiliado en un intento por poner fin a la paralización política en Irak, dijeron asistentes.

El contacto con el clérigo chií Muqtada al-Sadr forma parte de una serie de reuniones y gestiones para formar nuevo gobierno. Las elecciones de marzo dejaron a Irak dividido entre una coalición respaldada por los suníes y varios grupos chiíes que apoyan a al-Maliki o a sus rivales.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes