Alan García aboga por bloqueo a Libia y Venezuela llama a diálogo

LIMA (AP). El presidente peruano Alan García dijo el domingo que está exigiendo a la ONU que se tomen medidas de bloqueo a Libia, en tanto el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, llamó a un diálogo entre aliados y adversarios del líder libio Moamar Gadafi.

"Estamos exigiendo en el Consejo de Seguridad ante el Secretario General de la ONU, que se tomen medidas de bloqueo necesarias y se establezca un espacio aéreo restringido sobre Libia para evitar una masacre", dijo García.

Precisó que se debe "bloquear el comercio (con Libia) aunque eso haga subir el petróleo algunos días, pero no podemos permitir que haya una carnicería de este tipo en Libia".

En declaraciones a periodistas tras una actividad pública, añadió que "los países tienen que intervenir y no puede haber una complicidad 'porque me vende más barato el petróleo a mí'. Eso me parece una suciedad en la que Naciones Unidas tiene que ir más lejos".

Recordó que los países del mundo tuvieron un papel tardío en detener la matanza en Ruanda en 1994.

"Ya en época del conflicto en Ruanda, el mundo estuvo mirando a otro lado, haciéndose el ignorante mientras mataban cientos de miles y ese crimen colectivo de la humanidad no puede repetirse donde se ve que se está abusando masiva y sangrientamente por una dictadura que tiene 32 años en el poder".

Perú rompió relaciones con Libia el miércoles por la violencia que, adujo, Gadafi ha desatado contra su pueblo.

En Caracas, el canciller Maduro dijo que Venezuela se opondrá a cualquier decisión del Consejo de Seguridad de la ONU que abra el camino a una intervención militar en Libia, un paso que los miembros permanentes han descartado.

"Abogamos en el caso especifico del pueblo libio que sepan encontrar los caminos del dialogo nacional, que sepan encontrar el camino del reencuentro nacional, de la preservación de la independencia de Libia", dijo.

Maduro no habló de la decisión unánime del Consejo el sábado de imponer un embargo de armas a Libia como parte de un esfuerzo para frenar la violenta represión del Gadafi contra sus opositores.

Tras las declaraciones de Maduro, dirigentes opositores adujeron que el canciller debería haber condenado firmemente la violencia que ha desatado el régimen de Gadafi.

"¿Cómo puede ser que hasta el representante de Gadafi en la ONU ha reconocido que hay violaciones masivas de los derechos humanos en Libia y que nuestro gobierno dé su apoyo a Gadafi? Es una vergüenza", dijo el legislador opositor William Ojeda en una entrevista telefónica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes