Alcalde de NY se reúne con sindicatos de policía

El alcalde Bill de Blasio se reunió el martes en privado por más de dos horas con los líderes de los sindicatos del Departamento de Policía de Nueva York, en busca de enmendar una desavenencia con agentes que le ha generado fuertes tensiones.

Mientras que funcionarios del gobierno describieron la reunión como el inicio de un proceso para sanar heridas abiertas por manifestaciones de protesta con relación a la conducta policial y el asesinato a balazos de dos agentes, los líderes sindicales se expresaron en un tono más cauto, diciendo que "sólo el tiempo dirá" si las relaciones mejorarían.

"Nuestra principal preocupación es la seguridad de nuestros policías de todos los niveles en las calles en la ciudad", dijo después de la reunión Patrick Lynch, presidente de la Asociación de Beneficencia de Patrulleros, la cual representa a agentes de bajo rango.

"Hubo una serie de discusiones, especialmente respecto a los asuntos de seguridad que enfrentan nuestros miembros", señaló Lynch mientras leía un comunicado conjunto de los cinco sindicatos. "No hubo acuerdo. Y nuestro pensamiento hoy aquí es que los actos hablan más fuerte que las palabras y que el tiempo dirá".

Lynch ha sido uno de los críticos más aguerridos de de Blasio. Ha afirmado que el alcalde tenía "sangre en sus manos" después de la emboscada a plena luz del día sobre dos agentes que estaban sentados en el interior de su patrulla anteriormente este mes.

Una persona que fue informada sobre la reunión, pero quien no está autorizada a hablar públicamente sobre la misma, dijo a The Associated Press que Lynch repitió muchas de sus declaraciones públicas recientes, acusando a Blasio de alinearse con los manifestantes que han creado una atmósfera contraria al Departamento de Policía de Nueva York, lo cual condujo al asesinato de los dos agentes. Los líderes sindicales afirmaron que de Blasio había ayudado a crear un entorno poco seguro para la policía, según la persona, la cual habló con la AP bajo la condición de no ser identificada.

De Blasio manifestó que no ha sido anti policial en sus declaraciones, e imploró a los sindicatos que revisaran las transcripciones de sus discursos y entrevistas, según la fuente. Dijo además que las dos partes tienen intereses comunes y deberían poner sobre la mesa sus discrepancias públicas.

Ninguna de las partes ofreció una disculpa, señaló la persona.

Las relaciones entre los sindicatos —que están buscando un nuevo contrato— y el alcalde han sido malas desde el momento en que él tomó el cargo hace un año.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7