Alcaldía Bogotá investiga posibles daños ambientales de GM

BOGOTA (AP). La Secretaría de Ambiente de la Alcaldía Bogotá abrió un proceso contra General Motors Colmotores S.A porque considera que no manejó adecuadamente residuos y podría imponerle una millonaria multa.

La empresa, según la Secretaría de Ambiente, habría incurrido en violaciones a decretos de los años 74, 78 y 2005 sobre manejo y enterramiento de residuos peligrosos en sitios no autorizados, contaminación de aguas subterráneas y posible afectación de suelo.

Según el organismo municipal, desde el año 2008 General Motors "sembró" cientos de toneladas de residuos en terrenos de la empresa en el sur de Bogotá y cercanos al río Tunjuelo. Entre esas sustancias están solventes, pinturas, aceites y plásticos, dijo en una conferencia de prensa Juan Antonio Nieto Escalante, secretario de Ambiente de la alcaldía.

Tales residuos, aseguró Nieto, pudieron contaminar aguas subterráneas y el suelo de las inmediaciones del río Tunjuelo.

El suelo y las aguas subterráneas habrían sido contaminadas con "mezclas y emulsiones de aceite e hidrocarburos", que generan un riesgo para el sistema nervioso central del ser humano, dijo Nieto.

Hasta ahora no se conoce de personas que resultaran con algún problema de salud debido a esos residuos.

La oficina de prensa de General Motors en Bogotá no comentó el caso de inmediato y sólo dijo que se pronunciaría en un comunicado que divulgaría posteriormente. En julio de 1956 fue fundada por empresarios colombianos la Fábrica Colombiana de Automotores S.A (Colmotores) y en los 60 la compañía Chrysler Internacional adquirió el 60% de las acciones de Colmotores.

Pero a fines de los 70 General Motors Corporation adquirió las acciones que Chrysler International poseía en Colmotores y pasó a llamarse, desde entonces y hasta ahora, General Motors Colmotores.

El director de Control Ambiental de Bogotá, Germán Alvarez, dijo a su turno que General Motors les ha informado que ha destinado 980 millones de pesos (unos 440,000 dólares) para sacar residuos de dos de las siete distintas zonas en las que enterró los residuos.

De esas siete fosas, cada una de seis metros de profundidad, la GM extrajo 1,374 toneladas de residuos, según dijo la Secretaría de Ambiente en un comunicado entregado a los reporteros. Esas siete fosas se ubican en un área del sur de la ciudad en la que compañía hace "pruebas de ruido", agregó la Secretaría en su nota.

Esas toneladas extraídas fueron entregadas por GM a empresas autorizadas por la Alcaldía para su tratamiento, agregó la Secretaría sin ofrecer detalles.

En caso de que prospere el proceso de estudio de sanciones, que puede demorar entre tres y seis meses, la empresa enfrenta el pago de una posible multa de hasta 5,000 salarios mínimos mensuales, equivalente a unos 2.600 millones de pesos (unos 1.400 millones de dólares).

Sólo cuando se extraiga todo el material se harán estudios de suelo para conocer y determinar con exactitud su impacto y su concentración en la tierra.

La Secretaría de Ambiente conoció del tema de los residuos porque en 2008 la misma General Motors les pidió un permiso de ocupación del terreno.

Nieto aseguró que además de este caso, se estudian ocho más por daños al medio ambiente en Bogotá, con distintas empresas que declinó identificar alegando que era parte de la reserva de la investigación.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes