Alemania y EEUU bajo sospecha

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el lunes que si los informes sobre un agente de la inteligencia alemana espiando para los Estados Unidos demuestran ser ciertos supondría un " claro contrasentido" para la mutua confianza entre los dos aliados.

Merkel habló en una conferencia de prensa en China, lugar donde hizo su primer comentario público sobre la detención la semana pasada de un hombre de 31 años sospechoso de espiar para los servicios de inteligencia extranjeros.

Los fiscales alemanes dicen que el hombre es sospechoso de entregar más de 218 documentos entre 2012 y 2014. Medios de comunicación alemanes, sin nombrar fuentes, han informado de que él era un empleado del servicio de inteligencia exterior alemana que asegura vendió sus servicios a los EE.UU.

"Si las acusaciones son ciertas, para mí supondría una tremenda contradicción en mi idea sobre la confianza y cooperación entre agencias y socios" dijo Merkel en una conferencia de prensa en Beijing con junto al primer ministro chino.

Alemania ha estado incrementando la presión sobre los Estados Unidos para aclarar la situación. El asunto amenaza con tensar de nuevo las relaciones alemano-estadounidenses después de anteriores informes en los que se decía que la Agencia de Seguridad Nacional espiaba a los alemanes, hasta el punto de pinchar el celular de la propia Merkel.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7