Alemania reabre parcialmente plantas por forraje contaminado

BERLIN ( AP). El gobierno alemán levantó el lunes la prohibición a más de 3,050 granjas después de que fueran inspeccionadas, pero 1,635 continuaban cerradas _luego de descubrir que el alimento para ganado estaba contaminado con dioxina, una sustancia cancerígena_ y se reunió con los productores de forraje para encontrar la fuente del problema.

Funcionarios alemanes propusieron que los alimentos para animales de crianza sean sometidos a controles más estrictos mientras que Alemania y otras naciones de la Unión Europea necesitan mejorar y hacer más centralizada la vigilancia a los contenidos de dioxinas, después de que altos niveles de esas obligaran el cierre temporal de miles de granjas en el país.

El problema estalló la semana pasada en crisis cuando investigadores alemanes encontraron niveles excesivos de dioxina en huevos y algunas aves. Las autoridades ordenaron a 4,700 granjas que suspendieran temporalmente las ventas de carne de ave y cerdo, así como huevos, como medida preventiva.

Eslovaquia también levantó la prohibición a la venta de productos de ave y otros animales de crianza procedentes de Alemania.

La ministra de Agricultura alemana, Ilse Aigner, dijo que las autoridades trabajan de manera incesante para determinar quién y cómo contaminó los alimentos para animales que se enviaron a miles de granjas y anunció que se adoptarán medidas severas penales contra los responsables.

" El daño causado es inmenso", expresó la ministra a la prensa al término de una reunión con productores de alimentos para animales. " Debe haber y habrá sanciones en este caso".

Aigner dijo que se debería prohibir a las compañías la producción de grasas industriales y grasas para animales de crianza a fin de anular la posibilidad de que grasas industriales terminen en la elaboración de alimentos para animales.

Según Aigner, su ministerio emprendió conversaciones con la Unión Europea para mejorar los controles y la vigilancia. Dijo que tenía confianza en que se pueda " concertar una solución europea común".

Las autoridades investigan a la firma alemana Harles & Jentzsch GmbH, que produce la grasa utilizada en las elaboración de alimentos con presentación en bolitas.

Algunas muestras de la grasa rebasaban en 70 veces la cantidad tolerada de dioxina, según los resultados de las pruebas que difundió el sábado el ministerio de agricultura del estado de Schleswig-Holstein.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes