Alerta de huracán en islas del Caribe por Earl

SAN JUAN (AP). El huracán Earl azotó este lunes el norte de las Antillas Menores con fuertes vientos e intensas lluvias tras haberse fortalecido a categoría dos, mientras hoteles y turistas se atrincheran en medio de una alerta de huracán en varias islas del Caribe.

Los vientos máximos sostenidos del huracán Earl se intensificaron la madrugada del lunes a casi 165 kph (105 mph). El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, informó que Earl podría fortalecerse aún más para la tarde del lunes o la madrugada del martes. Ahora tiene la categoría dos en una escala ascendente de cinco niveles.

Antigua y Barbuda, Montserrat, San Cristóbal y Nevis, Anguila, San Martín, San Bartolomé, Saba, Saint Eustatius, las Islas Vírgenes Británicas y las Islas Vírgenes Estadounidenses recibieron el lunes una alerta de huracán.

En varias de las islas la gente se abasteció el domingo de agua embotellada, comida enlatada, leche, velas y baterías, mientras que algunos turistas se apresuraron para tomar vuelos a sus países. Otros simplemente se relajaban en la playa mientras podían.

"Quiero broncearme mientras el clima sigue cooperando", dijo Linda Curren, de la ciudad de Nueva York, mientras se asoleaba en el Parque de Océano de Puerto Rico, una playa donde también había varios surfistas en las olas.

Para la noche, los hoteles de la región afectada se atrincheraron y los turistas buscaron refugio en sus habitaciones.

En Antigua, el Aeropuerto Internacional V.C. Bird cerró mientras que las aerolíneas internacionales LIAT y Winair suspendieron sus vuelos. Los cruceros se desviaron a otros puertos del Caribe y México.

En San Cristóbal y Nevis, las autoridades instaron a los habitantes a tomar todas las precauciones necesarias ante el huracán que se aproxima.

"No queremos perder vidas o pérdidas de otro tipo, ya sean personas descuidadas o socorristas que tratan de rescatar a la gente", dijo Carl Herbert, director de la agencia local de manejo de emergencias.

La mañana del lunes, Earl estaba a unos 75 kilómetros (50 millas) al este-noreste de la isla de San Martín, a unos 250 kilómetros al oriente de Puerto Rico, y avanzaba con dirección oeste-noroeste a 24 kph (15 mph).

Los vientos con fuerza de huracán se extendían hasta unos 85 kilómetros (50 millas) desde su vórtice, alimentados por las temperaturas cálidas del mar, cercanas a los 30 grados Celsius (86 Fahrenheit).

Los especialistas han advertido que el huracán Earl podría traer olas grandes y mareas que alcanzarían 1,2 metros (cuatro pies) por encima de los niveles normales.

Los meteorólogos dijeron que existe la probabilidad de que el huracán afecte la costa este de los Estados Unidos e incluso alcance a rozar la región centro-oriental del país para el fin de semana.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes