Alud en El Salvador deja 134 muertos

VERAPAZ, El Salvador ( AP). Soldados y voluntarios buscaban este lunes a varias personas desaparecidas entre escombros luego de un alud de piedras y lodo en la comunidad de Verapaz, una de las más golpeadas por las lluvias intensas que han dejado unos 134 muertos, 60 desaparecidos y 7,000 damnificados en El Salvador.

Los aguaceros de varios días provocaron en una ladera del volcán Chichontepec una avalancha de fango y rocas que en la madrugada del domingo se precipitó sorpresivamente en la población. Además, varias viviendas fueron inundadas por el desbordamiento de un río cercano.

El alud sepultó calles, casas y vehículos en Verapaz, una comunidad de casi 3,000 habitantes ubicada a unos 50 kilómetros (30 millas) de la capital, San Salvador.

" Vi que venía algo negro, como un gran tumbo, un gran ruido y se escuchaban hasta gritos de personas pidiendo ayuda", relató a The Associated Press Cruz Ayala, una de las sobrevivientes del alud que asoló a Verapaz.

Ayala, de 40 años, aseguró que se salvó del desastre al subir a un techo frente a la casa de su madre, Catalina, de 71 años, y sus dos sobrinas Carolina de 15 y Evelyn de 14, a quienes minutos antes intentó sin suerte sacarlas a tiempo de la vivienda.

Más tarde encontró sus cuerpos entre los escombros.

Unas ocho víctimas mortales fueron trasladas al poblado cercano de San Isidro para ser enterradas porque la iglesia en Verapaz estaba cubierta de barro y piedras. Entre los muertos se encontraba un niño de siete años.

Unas 200 personas cuyas casas fueron dañadas o destruidas también se refugiaron en la iglesia de San Isidro.

Soldados, equipos de emergencia y parientes de desaparecidos empezaron la búsqueda de sobrevivientes el lunes y helicópteros militares transportaron alimentos para ellos.

En algunas calles de Verapaz era imposible el paso debido a que había postes del tendido eléctrico derribados, enormes piedras, casas partidas por la mitad y repletas de lodo, y pedazos de camiones de carga enterrados.

El presidente Mauricio Funes declaró el estado de emergencia nacional.

" Ya he habilitado una partida especial del presupuesto para atender lo más inmediato de la emergencia", afirmó el mandatario en las estaciones de radio y televisión, enlazadas en cadena nacional. " Las imágenes que hemos visto durante este día son de un país devastado. La magnitud de los daños son incalculables por el momento".

La Comisión Nacional de Protección Civil elevó el domingo a 124 la cifra de personas muertas por las lluvias, que también dejaron más 60 desaparecidos y 7,000 evacuados.

La agencia no reportó las muertes por localidad, pero la mayoría ocurrieron en las provincias de San Salvador y San Vicente, donde se encuentra Verapaz.

Matías Mendoza, de 26 años, se encontraba en su casa de Verapaz con su esposa Claudia y su hijo de un año, Franklin, cuando la tierra se empezó a estremecer hacia las dos de la madrugada, explicó.

El salvadoreño dijo que advirtió a su mujer y fue a buscar a su hijo y de repente oyeron un sonido muy fuerte que les dejó minutos después encima de los muros derruidos de su casa. Su mujer e hijo habían sobrevivido.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes