Amaina avance de fuerzas sirias contra el Estado Islámico

El avance de las fuerzas sirias respaldadas por Estados Unidos para aniquilar al grupo Estado Islámico en su último pequeño reducto en Siria amainó el viernes debido a la presencia de civiles y un sinnúmero de prisioneros retenidos por los extremistas, dijeron funcionarios el viernes.

Un representante de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), quien usa el nombre de guerra Ciyager, dijo que los milicianos todavía tienen unos 300 prisioneros, tanto civiles como combatientes de las FDS, y agregó que no se sabe qué les pasará.

La campaña militar para expulsar a los milicianos de las orillas orientales del río Éufrates comenzó en septiembre, arrimándolos a esta última esquina en la aldea de Baguz, cerca de la frontera con Irak. La operación militar se ha detenido varias veces desde el 21 de febrero, porque según las FDS dijeron que un gran número de civiles y rehenes estaban atrincherados en el territorio, un campamento con tiendas de campaña en la parte superior de una cadena de cuevas y túneles.

Esta semana, las FDS reanudaron su avance final antes de aflojar la presión debido a que los extremistas resistieron fuertemente y cientos de combatientes del Estados Islámico y sus familiares se rindieron.

Ciyager, el funcionario de las fuerzas sirias, dijo que no se están llevando a cabo negociaciones para asegurar la liberación de los prisioneros.

Un comunicado de las FDS dijo que cientos de combatientes del Estado Islámico y sus familiares se rindieron el jueves.

El portavoz de las fuerzas sirias Mustafa Bali tuiteó que otro grupo de combatientes del Estado Islámico se rindió el viernes, sin especificar una cantidad ni dar detalles.

En las últimas semanas se han rendido algunos combatientes, pero milicianos de hueso colorado, incluyendo muchos extranjeros, siguen atrincherados en el espacio que se va reduciendo en las orillas orientales del Éufrates.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes