Amenazas de bomba en centro emblemático de la dictadura en Argentina

Un centro emblemático de los crímenes contra los derechos humanos durante la dictadura argentina (1976-1983) debió ser evacuado este viernes en Buenos Aires por amenazas de bomba, a dos días del balotaje presidencial, informó una fuente gubernamental.

Varios llamados intimidatorios fueron recibidos sobre la presencia de bombas en el Espacio para la Memoria que funciona en la exEscuela de Mecánica de la Armada (ESMA), donde operó una cárcel clandestina emblemática de la dictadura.

El predio fue desalojado y brigadas antiexplosivos revisan el lugar en el barrio de Núñez de la capital argentina.

También este viernes aparecieron pintadas en la fachada de otro edificio en Morón (en las afueras de Buenos Aires) donde funcionó un centro de tortura y hoy está dedicado a la memoria de las víctimas.

Según organizaciones defensoras de los derechos humanos la última dictadura argentina dejó 30.000 desaparecidos.

En el frente de la llamada "Mansión Seré", otro antiguo centro clandestino de exterminio, puede leerse pintado con rojo "El 22 se termina el curro" (robo).

La frase hace alusión al balotaje del domingo y a una frase del candidato presidencial de derecha Mauricio Macri, quien meses atrás prometió que si llega al gobierno "se acaban los curros en derechos humanos".

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación repudió las amenazas y recordó que son lugares declarados patrimonio histórico nacional "que marcan hasta dónde fue capaz de llegar la humanidad y hasta dónde no se debe volver jamás".

"A dos días de las elecciones presidenciales, estos actos constituyen otro ataque a la memoria de las víctimas, a la lucha histórica de los organismos de derechos humanos y a las políticas de Estado de Memoria, Verdad y Justicia llevadas adelante durante todos estos años", expresó en un comunicado.

El domingo, 32 millones de argentinos votarán en balotaje al sucesor de la peronista de centroizquierda Cristina Kirchner, entre su candidato, Daniel Scioli, y Mauricio Macri.

A lo largo de su gobierno y el de su antecesor, Néstor Kirchner (2003-2007), el kirchnerismo ha hecho de la defensa de los derechos humanos uno de los pilares de su gestión, promoviendo el juicio a los responsables de crímenes de lesa humanidad y señalizando lugares donde funcionaron centros de tortura.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7