América Latina cierra cumbre alineada en respaldo a Cuba

COSTA DO SAUIPE (AFP). Los presidentes latinoamericanos y caribeños cerraron el miércoles por la noche en Brasil una cumbre que hizo suya la demanda de Cuba de que cese el embargo impuesto por Estados Unidos en 1962, y que comenzó a esbozar la idea de un organismo de coordinación política estrictamente regional.

Lo que surgió el martes como un pedido verbal formulado por algunos de los mandatarios de cara a la asunción del demócrata Barack Obama como próximo presidente de Estados Unidos el 20 de enero, terminó el miércoles en una inédita e histórica declaración que exige el final del embargo a la isla caribeña.

"Pedimos al gobierno de Estados Unidos que cumpla con lo dispuesto en 17 resoluciones sucesivas aprobadas en la Asamblea General de las Naciones Unidas y ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero que mantiene contra Cuba", señaló el texto.

La declaración fue emitida en presencia del gobernante cubano Raúl Castro, quien participaba por primera vez en una reunión cumbre regional desde que reemplazó a su hermano Fidel Castro en el poder hace dos años, luego de que el ahora ex mandatario se enfermara.

El respaldo que recibió de los demás jefes de Estado fue tal que Castro estaba pletórico.

"Magnífico (...). Hago un balance muy bueno, me voy muy contento", dijo Castro a la AFP sobre la cumbre, al develar un busto del libertador sudamericano Simón Bolívar, en Salvador, Bahía (noreste), a 80 km del Costa do Sauipe, el lugar donde se desarrolló lunes y martes la reunión América Latina-Caribe.

La declaración retoma el término "bloqueo", utilizado desde hace décadas por el gobierno cubano para referirse al embargo económico establecido por Estados Unidos en 1962.

La solicitud para levantar el embargo fue formulada a un mes de que llegue a la Casa Blanca el demócrata Barack Obama, quien planteó en su campaña la posibilidad de un acercamiento entre Estados Unidos y países a los que hasta el momento Washington considera enemigos.

Obama ha señalado reiteradamente que el embargo no ha contribuido a democratizar Cuba, y se ha mostrado favorable a aliviar disposiciones de 2004, por las que se limitaron los viajes y envíos de remesas de los cubanoamericanos a la isla.

La cuestión cubana se convirtió para los líderes reunidos en Sauipe en una muestra de la unidad que a veces les cuesta encontrar en otros ámbitos, y les dio argumentos para comenzar a esbozar la idea de una organización política estrictamente regional, sin la presencia de Estados Unidos y Canadá.

"Ojalá podamos avanzar y formalizar la Organización de Estados Latinoamericanos y del Caribe", expresó el mandatario mexicano, Felipe Calderón.

"Falta mucho por hacer" en materia de integración, "por ejemplo ya ir a una Organización de Estados Latinoamericanos", expresó de su lado el ecuatoriano Correa.

Para el venezolano Hugo Chávez, férreo crítico de Washington, "hay una nueva América Latina" en la que Estados Unidos "ya no manda".

La realización de esta cumbre en Brasil, dio todavía más trascendencia a la cita, toda vez que el mandatario anfitrión, Luis Inacio Lula da Silva, es muy respetado en Washington y su país se ha convertido en 2008 en un interlocutor obligado sobre grandes temas de la agenda mundial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes