Amnistía Internacional dice que hay pruebas de tortura en Turquía tras intento de golpe

El grupo de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) afirmó el domingo que "hay pruebas creíbles" de abusos y del uso de tortura en Turquía contra personas detenidas tras el intento de golpe de Estado.

Algunas de las personas están sufriendo "golpes y torturas, incluidas violaciones, en centros oficiales y no oficiales en todo el país" aseguró en un comunicado la organización con sede en Londres.

"Amnistía Internacional dispone de información creíble según la cual la policía turca en Ankara y Estambul mantienen a detenidos en posiciones dolorosas durante periodos que pueden llegar hasta 48 horas", afirma la ONG en un comunicado en el que también menciona la privación a éstos de alimentos, agua y medicamentos, injurias, amenazas y, "en los casos más graves", golpes, torturas y violaciones.

"Las informaciones sobre golpes y violaciones bajo detención son extremadamente alarmantes, en particular considerando el (gran) número" de arrestos constatados tras el intento de golpe (de Estado), declara el director para Europa de Amnistía, John Dalhuisen, citado en un comunicado.

"Es absolutamente imperativo que las autoridades turcas cesen estas prácticas abyectas", añade.

Según AI, algunos detenidos tampoco han tenido acceso a un abogado o al contacto con sus familias, y no están suficientemente informados sobre las acusaciones que pesan contra ellos.

Dos abogados de Ankara también brindaron a Amnistía testimonios de detenidos que afirman que oficiales del ejército habían sido "violados con una porra" por la policía.

AI exhorta en consecuencia al Comité Europeo para la Prevención de la Tortura (CPT) que envíe de "urgencia" representantes a Turquía, para "vigilar las condiciones de detención".

Las afirmaciones avanzadas por Amnistía fueron vigorosamente desmentidas por un alto responsable turco. "La idea según la cual Turquía, país que busca adherirse a la Unión Europea (UE), no respeta la ley es absurda", dijo.

"Negamos categóricamente estas alegaciones y animamos a los grupos de defensa (de derechos humanos) a dar informes imparciales", añadió el responsable.

Según el primer ministro Binali Yildirim, más de 13.000 detenciones preventivas fueron dictadas desde los acontecimientos entre el 15 y 16 de julio y más de 5.800 personas fueron encarceladas, entre las cuales 3.718 soldados y 123 generales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7