Análisis: Obama y asesores se preparan para gripe porcina

WASHINGTON (AP). El presidente Barack Obama trata de aprender de los errores de sus predecesores, y algunos ven su rápida y amplia respuesta a la amenaza por la gripe porcina como una lección que le enseñó el muy criticado manejo que el ex mandatario George W. Bush dio al embate del huracán Katrina.

Con una muerte confirmada en Estados Unidos, se desconoce qué tanto afectará la enfermedad al país. Pero el equipo de comunicaciones de la Casa Blanca abandonó el miércoles un enfoque basado simplemente en aguardar a ver qué ocurre. Obama y varios miembros de su gabinete se presentaron ante las cámaras y el Congreso para exhortar a la población a mantenerse atenta pero sin caer en el pánico.

Para los estadounidenses que observan las noticias en televisión por cable, fue una sucesión casi aturdidora de discursos y entrevistas, empezando por los comentarios de Obama organizados a toda prisa desde la Casa Blanca. El motivo principal de sus palabras fue dar la bienvenida al senador republicano Arlen Specter al Partido Demócrata, pero Obama dedicó varios minutos a la epidemia de gripe porcina.

El presidente no anunció nuevas políticas. Repitió las recomendaciones federales previas de que las autoridades en las escuelas con casos confirmados o sospechosos de la enfermedad " consideren seriamente un cierre temporal (de las instalaciones) de forma que podamos estar lo más seguros posible".

Las palabras de todos los presidentes son mucho más escuchadas que las de los burócratas del gobierno, y las afirmaciones de Obama dominaron los programas matutinos de comentarios y los informes noticiosos. En una concesión a los disgustados porcicultores y empacadores de carne que hicieron notar que la enfermedad no se propaga al comer carne de puerco, Obama indicó que su gobierno se referirá a la enfermedad como la gripe H1N1, no gripe porcina.

Momentos después, la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, eliminó el término "gripe porcina" del discurso que tenía preparado y le dijo a un panel del Senado que el hacerle frente al virus H1N1 será "un maratón, no una carrera corta de velocidad".

" Nos hemos estando preparando como si estuviéramos enfrentando una verdadera pandemia, aunque desconocemos el alcance definitivo de lo que ocurrirá", dijo Napolitano al Comité del Senado sobre Asuntos Gubernamentales y de Seguridad Interior.

Su copresidente, el senador Joe Lieberman, elogió las acciones "rápidas, firmes y tranquilizadoras" del gobierno. Las comparó con la lenta respuesta federal en el 2005 a la devastación que el huracán Katrina provocó en la costa del Golfo de México. Ese episodio se extendió como una sombra sobre la presidencia de Bush y probablemente afectó a los candidatos republicanos en todo el país en el 2006.

Durante todo el miércoles, Obama pareció emplear a todo su gabinete para avanzar a lo largo de un hilo conductor cuidadoso: el tranquilizar los temores injustificados en torno al virus de la gripe, pero al mismo tiempo enfatizar en la necesidad de tomar precauciones, tales como lavarse las manos, cubrirse al estornudar y solicitar apoyo médico para las personas que muestren síntomas similares a los de la gripe.

En una reunión el miércoles en Arnold, Misurí, Obama habló sobre el tema al tiempo que defendió la ayuda estadounidense a otros países. Refiriéndose a la enfermedad por su nombre más conocido, dijo: "en este momento, todo mundo está preocupado por la gripe porcina, y no es para menos".

" Si México tiene un sólido y adecuado sistema de salud pública que detecte estas cosas en una etapa temprana, a la larga eso nos ahorrará dinero, porque la gripe será contenida", dijo Obama. Al combatir el terrorismo, el cambio climático, la proliferación de armas nucleares y las pandemias, afirmó: "no podemos simplemente establecer un foso alrededor de Estados Unidos y decir: 'Lo siento, no nos molesten, mantengan sus problemas fuera de aquí'".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes