Andrés vuelve a ser tormenta tropical en Pacífico mexicano

MIAMI (AP). Andrés, que alcanzó ayer martes la categoría de huracán, se debilitó a tormenta tropical en la costa sudoeste de México y podría causar hasta 6 pulgadas (15 centímetros) de precipitación en el país, dijeron los meteorólogos.

La tormenta mató ya al menos a una persona, inundó hogares y derribó árboles.

El Centro Nacional de Huracanes informó que los vientos máximos sostenidos de la tempestad habían aminorado a 110 kilómetros por hora (68 millas por hora), respecto de los 120 kph (75 mph) registrados más temprano.

Se pronostica que Andrés se debilitará incluso más durante las próximas 24 horas.

A las 0300 GMT, el vórtice de Andrés estaba unos 180 kilómetros (110 millas) al oeste suroeste del puerto de Manzanillo.

Andrés avanzaba a unos 17 kph (10 mph) hacia al noroeste. Se dirigiría al oeste-noroeste y pasaría muy cerca o por encima de las costas mexicanas.

México emitió un alerta para la costa del Pacífico desde el sur de Manzanillo hasta cerca de Puerto Vallarta. En su trayectoria la tormenta causó copiosas lluvias, abatió árboles, e inundó casas en los estados de Jalisco, Colima y Guerrero.

En Puerto Vallarta, Jalisco, las autoridades portuarias señalaron que la llegada del crucero Carnival Splendor se pospuso, del miércoles al 1 de julio.

Las autoridades abrieron 18 albergues y visitaban zonas de alto riesgo para recomendar a los residentes que desalojaran sus casas, dijo Alfredo Rivas, titular del Departamento de Bomberos de Puerto Vallarta.

Rivas añadió que muchas personas decidieron que esperarían en sus casas, pues llovía el martes ligeramente y no consideraron que estuvieran en peligro.

"En la explicación del personal de Protección Civil a los pobladores, les pidieron tomar sus precauciones sobre todo porque ya pasó de tormenta tropical a huracán", dijo Rivas.

Un pescador se ahogó cuando las corrientes agitadas volcaron su barca el lunes en una laguna de Tecpan de Galeana, entre Acapulco y Zihuatanejo, dijo un informe de la policía estatal. El Sol salió el martes a través de los cielos nublados en Acapulco, pero el gobierno local cerró todas las escuelas.

Andrés cobró fuerza en su camino hacia la ciudad portuaria de Manzanillo y después continuó hacia poblados turísticos como Barra de Navidad, donde viven varios jubilados estadounidenses y canadienses.

Los hoteles del poblado se preparaban para la tormenta a pesar de que sólo llovía ligeramente.

"Tratamos de resguardarnos con velas, lámparas, utensilios para dar luz que no ocupan energía eléctrica. Guardamos lo que son colchas, lo que son sábanas, haciendo caso de la necesidad de evacuar y estamos haciendo el resguardo de alimentos enlatados", dijo Mari Obregón, empleada en el hotel La Alondra de Barra de Navidad.

En Manzanillo las autoridades prepararon 14 albergues en medio de la lluvia.

Andrés podría provocar precipitaciones de 20 centímetros (ocho pulgadas), mientras que en la costa las tormentas aumentarían casi un metro (tres pies) por encima de lo normal advirtió el Centro Nacional de Huracanes.

La ruta pronosticada para Andrés mostraba que se debilitaría en su paso hacia el noroeste junto a la costa antes de desviarse mar abierto hacia el oeste y hacia el sur de Los Cabos en la península de Baja California, para el jueves por la mañana.

Andrés fue el primer huracán de la temporada en el Pacífico, que comenzó el 15 de mayo y terminará el 30 de noviembre. El periodo tradicionalmente más activo y peligroso es entre julio y septiembre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes