Antorcha guadalupana recorre más de 5,000 km hasta Nueva York

NUEVA YORK ( AP). Miles de mexicanos se reunieron el lunes en la catedral de San Patricio para recibir en Manhattan la antorcha guadalupana, transportada de mano a mano desde la ciudad de México durante un periplo de 72 días.

Con banderas mexicanas, estadounidenses y estandartes con la imagen de la Virgen de Guadalupe, inmigrantes de todos los barrios de la ciudad y varias zonas del país aplaudieron la llegada de la llama y ofrecieron flores a una imagen de la virgen.

" Para mí significa mucha luz de esperanza, para toda mi gente, sobre todo para México, que está viviendo una violencia muy grave", dijo Aracely Almaguer, la joven mexicana que entró a la catedral, en procesión, sosteniendo la antorcha.

" Y de este lado (Estados Unidos), creo que la antorcha es la esperanza para todo el hermano inmigrante que se encuentra en este país y que sufre las leyes migratorias que están influyendo ahorita en el gobierno", agregó.

Almaguer fue una de las pocas mujeres que realizó el recorrido entero, desde Ciudad de México. La antorcha salió de la Basílica de la Virgen de Guadalupe el primero de octubre y atravesó nueve estados de la república mexicana y 14 en Estados Unidos, antes de llegar a Manhattan, su destino final.

La Asociación Tepeyac, una organización con sede en Nueva York, organiza cada año la larga marcha, en la que se calcula participaron 7,000 personas. Cada corredor se turnó para correr o andar con la antorcha, en un recorrido de más de 5,000 kilómetros.

Durante la abarrotada misa en la majestuosa catedral de la Quinta Avenida, la comunidad mexicana rezó a la " virgen morena", bailó danzas indígenas a ritmo de tambores y llevó a sus hijos pequeños frente a los sacerdotes para que fueran bendecidos.

" Le pedimos que nos cuide, que nos ayude, que nos dé trabajo", dijo Rebeca Gutiérrez, una ama de casa de 37 años que vive en Brooklyn y cargó un estandarte de la "reina de México" desde Brooklyn, hasta la catedral.

La antorcha guadalupana, que ha cruzado la frontera una vez al año durante la última década, representa la libertad de los inmigrantes y también está considerada como un símbolo a favor de una reforma migratoria en Estados Unidos.

" Rezamos para que caigan los muros que nos separan y podamos vivir en armonía unos con otros, a cada lado de la frontera", leyó a la multitud el obispo Josú Iriondo, vicario de asuntos hispanos para la archidiócesis de Nueva York.

La antorcha llegó el miércoles a Nueva Jersey y desde allí fue transportada a varias localidades e iglesias del estado. El domingo músicos locales mexicanos cantaron las " mañanitas" a la virgen en la catedral.

Antes de la misa el lunes, mariachis y el grupo Tecuanes de Piaxtla bailaron danzas folclóricas, vestidos de blanco y con máscaras de colores, captando las miradas de los neoyorquinos.

Joel Magallán, director ejecutivo de Asociación Tepeyac, dijo el lunes a los periodistas que le rodearon que los inmigrantes reunidos allí rezaron para lograr mejores oportunidades.

" Esperamos que el gobierno trabaje para que haya más empleo para todos y vamos a seguir insistiendo en lograr una reforma migratoria, y la ley 245(i), para las familias que ya están formadas y necesitan legalizar su situación", dijo el activista.

La sección 245(i) permitiría a inmigrantes legalizar su situación migratoria, bajo ciertas condiciones, sin tener que salir de Estados Unidos.

Después de pasar por la catedral, la multitud trasladó la antorcha hasta la sede de Naciones Unidas y de allí la llama fue separada para ser distribuida en unas 30 iglesias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes