Aparece golpeado activista de derechos humanos

BUENOS AIRES (AP). El activista de derechos humanos Juan Evaristo Puthod, que apareció golpeado tras un secuestro de más de 24 horas, declaró el jueves que sus captores le advirtieron que "tu vida está en nuestras manos. Vives o mueres, en el momento que nosotros digamos".

Puthod ofreció una breve rueda de prensa en la sede de la "Casa de la Memoria" de su ciudad de Zárate, a 90 kilómetros al norte.

Demacrado y todavía con marcas en su rostro del golpe que recibió al ser capturado por dos hombres armados, Puthod dijo que fue encapuchado y que no pudo reconocer a sus captores, que lo introdujeron en un vehículo. Fue secuestrado cuando se dirigía a una radioemisora, donde dirige un programa dedicado al tema de los derechos humanos.

Pero indicó que uno los secuestradores le reprochó "no haber entendido los mensajes que te enviamos", por su insistencia en organizar un homenaje este año a dos militantes de la izquierda peronista, que aparecieron acribillados cerca de Zárate después de haber sido capturados por la policía provincial de Buenos Aires en mayo de 1983, durante el último tramo de la pasada dictadura.

Organismos de derechos humanos han denunciado reiteradamente que siguen activos algunos grupos relacionados con la dictadura militar instaurada en 1976, especialmente desde que se reanudaron los juicios por "crímenes de lesa humanidad" cometidos durante aquel régimen de facto. Puthod había sido testigo en uno de esos procesos judiciales.

Puthod fue torturado y estuvo detenido varios años durante el régimen militar. A causa de aquellos tormentos perdió la visión en su ojo izquierdo.

Se informó que la justicia provincial de Buenos Aires, que intervino al denunciarse el secuestro de Puthod, se declaró incompetente el jueves y pasó las actuaciones a la justicia federal.

En previas declaraciones a Radio 10, Puthod dijo que "me pegaron. Fue un golpe de entrada. Volví a revivir lo que había vivido hace 32 años".

"Me vino todo a la memoria, un momento muy difícil para mi, para todo el mundo. Mi único temor era que me mataran", declaró, tras informar que dos desconocidos, a punta de pistola, se apoderaron de él.

Puthod, de 49 años, al ser liberado casi a la medianoche del miércoles fue trasladado a una clínica próxima a la ciudad de Zárate, a 90 kilómetros al norte, ya que estaba descompensado, a causa de su diabetes. El jueves fue dado de alta, y se trasladó hasta la dependencia de un fiscal para prestar declaraciones.

La presidenta Cristina Fernández había expresado el miércoles que "estamos muy preocupados", al ser informada de la desaparición de Puthod.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes