Aprueban ley antidiscriminación en Chile

SANTIAGO DE CHILE (AP). Después de siete años de tramitación y del asesinato a golpes de un joven homosexual al que le tatuaron esvásticas en su cuerpo, el congreso aprobó el miércoles una ley antidiscriminatoria que prohíbe exclusiones o restricciones por ser diferentes.

El proyecto fue aprobado por el voto de 25 senadores a favor y tres en contra. Otros tres legisladores se abstuvieron. En la otra cámara, los diputados la habían sancionado en la víspera gracias a 90 votos favorables, 16 en contra y tres abstenciones.

Muchas personas que esperaban en las graderías del Senado se abrazaron, palmotearon las espaldas y agitaron pequeñas banderas chilenas al conocer el recuento mayoritario que le dio el pase a la tan esperada ley de parte de los homosexuales.

El gobierno del presidente derechista Sebastián Piñera le puso suma urgencia al análisis del proyecto tras el asesinato de Daniel Zamudio, golpeado salvajemente por cuatro sujetos _actualmente detenidos_ de presuntas simpatías neonazis que le quebraron las piernas, lo quemaron con cigarrillos, le tatuaron dos esvásticas con un objeto cortante, y le ocasionaron un severo traumatismo en el cráneo, que influyó decididamente en su deceso después de muchos días de agonía.

Varias personas aluden a la medida como Ley Zamudio.

La senadora disidente Ximena Rincón opinó que "aprobar esta ley (tiene) un sentido de reparación...".

Rolando Jiménez, presidente del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, Movilh, declaró que "este es un día histórico...hemos logrado, a través de la discusión de este proyecto de ley, hacer pedagogía a la no discriminación".

"Este es el principio del fin de los que discriminan por orientación sexual, discapacidad, origen étnico, raza, hoy día los ciudadanos cuentan con una herramienta jurídica para defenderse de la discriminación, eso es una muy buena noticia, Chile a partir de hoy es un mejor país para vivir", añadió.

Jiménez dijo a la Associated Press que esta ley, que espera entre en vigor la próxima semana, obliga al Estado a desarrollar políticas públicas que valoren la diversidad; se pueden iniciar acciones legales en juzgados de letras y se establecen sanciones pecuniarias.

Si se constituye, por ejemplo, una banda que agrede a homosexuales, y el juez se forma la convicción de culpabilidad, automáticamente deberá aplicar el grado más alto de la pena establecida para el delito tratado, añadió.

El vocero oficial, el ministro Andrés Chadwick, dijo que "esto es bueno para Chile, para todos sin color político".

"Creo que esta es una gran ley, es un cambio cultural tremendo en el país. Chile es un país que discrimina. Se discrimina mucho por ser mapuche, por ser homosexual, por orientación sexual, por nacionalidad, por discapacidad y creo que nosotros tenemos que asumir eso como una realidad y no esconderlo debajo de la alfombra", declaró el senador oficialista Alberto Espina.

El escritor Pablo Simonetti descartó que la aprobación de esta norma sea un paso en dirección al matrimonio homosexual.

"Lo que puede ocurrir con esta ley es que tenga un efecto sicológico y social lo suficientemente amplio como para cambiar consciencia entre las chilenas y chilenos (y), finalmente, mediante sus legisladores, estén de acuerdo con el matrimonio igualitario".

Otro proyecto pendiente en el congreso es el Pacto de Unión Civil que busca establecer un marco legal para regular los vínculos patrimoniales que, por ejemplo, reglamentará la herencia.

El pacto se define como "un contrato celebrado por dos personas naturales, de sexo diferente o del mismo sexo, para organizar su vida en común".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7