Archivan en Perú proyecto que habría permitido prisión en casa de Fujimori

Una comisión del Congreso, controlada por el fujimorismo, archivó un proyecto que habría permitido al expresidente Alberto Fujimori cumplir con lo que le queda de su condena de 25 años bajo prisión domiciliaria, mientras que sus adeptos exigen el indulto humanitario.

Los integrantes de la Comisión de Justicia, en su mayoría miembros del partido Fuerza Popular que lidera la hija del exgobernante, Keiko Fujimori, debatieron la iniciativa presentada por el congresista independiente Roberto Vieira, y optaron por rechazarla.

"Era un tema humanitario (...). Le han pagado mal al líder histórico del fujimorismo", dijo el legislador Vieira. El motivo para archivarla radica en que la ley peruana prohíbe dictar leyes destinadas a favorecer a una persona en particular.

El proyecto planteaba que presos mayores de 75 años y con enfermedades graves cumplan sus condenas en sus casas, una definición que encaja como anillo al dedo con uno de los presos más famosos de Perú: Alberto Fujimori.

Para ello deben haber cumplido un tercio de la condena. En la iniciativa no califican los sentenciados por terrorismo, narcotráfico y violación sexual.

El expresidente (1990-2000), de 78 años, padece de hipertensión, así como de una lesión cancerígena en la lengua por la que ha sido operado hasta seis veces, entre otros males. En los últimos meses ha sido hospitalizado reiteradamente por una hernia en la columna y una gastritis hemorrágica.

Fujimori cumple desde 2007 una condena de 25 años por corrupción y delitos de lesa humanidad en una base policial al este de Lima. Se le consideró autor intelectual de la muerte de 25 personas en dos matanzas perpetradas por un escuadrón de aniquilamiento, durante la guerra contra el terrorismo y las guerrillas de Sendero Luminoso y el MRTA.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski había señalado en días pasados que firmaría una ley de arresto domiciliario, pero no le otorgaría un indulto.

El congresista Kenji Fujimori, hijo menor del expresidente, puso de manifiesto su desazón por la decisión adoptada en el Congreso y por el enfrentamiento entre el gobierno y la oposición que lidera su hermana Keiko, con posiciones encontradas sin que asome conciliación que permita vislumbrar al padre libre.

"Lo digo a título personal, creo que ha llegado el momento de que Fuerza Popular asuma de manera más activa la lucha por poder lograr la libertad de Alberto Fujimori. Yo amo a mi padre y no me voy a quedar de brazos cruzados, voy a luchar hasta lograr su libertad", afirmó en conferencia de prensa.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7