Argentina: Fernández y oposición miden fuerzas en primarias

BUENOS AIRES (AP). Las primarias abiertas que se realizarán el domingo en Argentina servirán como una gran encuesta para medir la popularidad de la presidenta Cristina Fernández y despejar la incertidumbre sobre quién será su principal contrincante en las elecciones de octubre.

Esta es la primera vez en la historia que las primarias serán abiertas y obligatorias. "Las primarias vienen a funcionar como una encuesta seria. Va a quedar claro cómo mide Cristina (Fernández) de cara a octubre y quién es el segundo más votado" debido a que los partidos presentarán un único postulante, explicó a AP el analista Ignacio Fidanza, del sitio lapolíticaonline.com.

Si en las primarias la presidenta obtiene más de 40% de los votos, las elecciones generales de octubre "se convertirán en un trámite. En la sociedad se va a instalar la sensación de que ella ya ganó", sostuvo Fidanza. La ley electoral indica que para vencer en primera vuelta un candidato debe obtener 45% de los votos o 40% y una diferencia de diez puntos sobre el segundo.

Pero si obtiene menos de 40% "el efecto 'ya ganó' que instaló el gobierno se complica", advirtió el analista.

Fernández lidera la intención de voto con 41%, seguida por el candidato de la Unión Cívica Radical (UCR), Ricardo Alfonsín, con 20% y el ex presidente Eduardo Duhalde con 14%, según un sondeo de la consultora independiente Management&Fit.

Detrás de ellos se ubican otros siete pre candidatos.

Cerca de 29 millones de personas están habilitadas para acudir a las urnas y cada uno de los pre candidatos deberá obtener como mínimo 1,5% de los votos válidos emitidos en todo el país para poder presentarse en los comicios generales del 23 de octubre.

"Las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias... sirven para terminar con esa vieja cultura de la elección a dedo y que esa elección esté en millones y millones de argentinos que van a definir quiénes serán los candidatos", dijo el ministro de Interior, Florencio Randazzo. Tanto el oficialismo como las fuerzas de oposición han proclamado una única fórmula, pero la ley exige de todos modos que se sometan a primarias.

"Quiero decirles que cuenten conmigo para lo que resta hacer en esta Argentina: profundizar las políticas de inclusión, seguir con este fantástico proceso de reindustrialización y generación de empleo", afirmó Fernández el miércoles por la noche en el único acto de campaña que realizó para las primarias.

Fernández tuvo un notable repunte en su imagen tras la muerte de su esposo y antecesor Néstor Kirchner en octubre, lo que la alentó a buscar la reelección. Pero el llamado "efecto luto" se ha ido diluyendo en las últimas semanas, en coincidencia con las derrotas del oficialismo en las elecciones de autoridades locales en la capital y Santa Fe, dos de los distritos electorales más importantes del país.

Un pilar importante de la gestión de Fernández ha sido la estabilidad económica, que podría verse amenazada por la crisis global. Los opositores han puesto en duda la capacidad del gobierno para enfrentar las turbulencias.

Esto sumado a otras cuentas pendientes del oficialismo, como la inflación y la manipulación de las estadísticas oficiales, podrían influir negativamente en los votantes.

"La situación se va a poner difícil en el plano internacional. Ninguna persona seria puede decir que los países sudamericanos no van a sufrir coletazos de la crisis. Cada día crece la ferocidad de los capitales financieros", advirtió el ex presidente Duhalde (2002-2003), en una conferencia de prensa el jueves parar cerrar su campaña.

"Pueden venir épocas de recesión económica y tenemos que estar atentos", agregó.

En tanto que Alfonsín, hijo del ex presidente Raúl Alfonsín (1983-1989), sostuvo que "en el actual escenario económico internacional no es posible continuar con políticas inconsistentes como las que lleva adelante el gobierno nacional, caracterizadas por sus consecuencias de inflación, huida de capitales, deterioro fiscal y ausencia de condiciones para la inversión productiva".

Si Fernández obtiene menos de 40% de los votos el domingo, la oposición podría enfrentarse con el desafío de conformar una o dos alianzas de partidos para octubre o mantenerse cada uno por su lado, lo que terminaría favoreciendo a la presidenta.

El que más alienta la primera opción es Duhalde, un peronista disidente que ayudó a los Kirchner a llegar al poder y luego se distanció del matrimonio.

"Yo los traje y ahora le gente me pide que me los lleve", ironizó el postulante.

Sin embargo, parece poco probable que fuerzas progresistas como el Partido Socialista acepten el convite.

Otros partidos necesitan obtener el domingo los votos suficientes para que se los siga reconociendo como fuerzas electorales. Es el caso del Frente de Izquierda que postula a Jorge Altamira, protagonista de una original campaña en la red social Twitter: #UnmilagroParaAltamira.

Además de presidente y vicepresidente, el domingo también se votarán los postulantes para renovar la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado y a gobernadores en algunas provincias, como Buenos Aires.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes