Argentinas con prótesis PIP se unen para exigir resarcimiento

Buenos Aires ( EFE). Decenas de argentinas con prótesis mamarias de la empresa francesa PIP crearon un colectivo para exigir un resarcimiento económico que les permita volver a realizarse la cirugía estética en el país suramericano, donde fueron colocados unos 13.000 implantes de esta firma.

" Nos unimos para hacer público el reclamo y que las mujeres perjudicadas tomen conciencia. Recibimos ya cientos de llamados y correos no sólo de Argentina, sino también de España, México y Venezuela. Están todas desesperadas", señaló a Efe la abogada Virginia Luna, impulsora del grupo "Afectadas prótesis PIP".

Numerosas mujeres se sumaron al colectivo argentino a raíz de la alarma desatada por las sospechas de que la compañía francesa, que cerró en 2010, empleó silicona industrial para fabricar sus implantes en la etapa final de su andadura.

El organismo que regula los medicamentos y productos sanitarios en Argentina había dispuesto en abril de 2010 la prohibición de la importación, comercialización y uso de estas prótesis mamarias en el país suramericano.

El pasado viernes, a raíz de un aumento de las denuncias por rotura de las prótesis de PIP (Poly Implants Prothèses), el Gobierno francés recomendó a las usuarias retirarlas de manera preventiva " y sin carácter de urgencia", incluso si no muestran deterioro.

En Argentina, las integrantes del grupo se reúnen periódicamente para " intercambiar información" y como mecanismo " de contención" porque " hay mucho temor a la rotura de las prótesis", sostuvo Luna, quien se realizó la cirugía en 2007.

" Además, muchas afectadas no tienen recursos económicos para hacerse las operaciones nuevamente por sus propios medios", añadió la abogada, de 34 años.

Buena parte de las integrantes del colectivo realizan a su vez demandas judiciales individuales a las clínicas en las que se realizaron la intervención para reclamar un resarcimiento económico.

El grupo también planea presentar una nota ante la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para reclamar mayor información sobre los posibles perjuicios que pueden ocasionar las prótesis de esta firma.

La ANMAT, por su parte, reiteró en un comunicado " la importancia de la consulta médica (por parte de las mujeres afectadas), a fin de programar controles periódicos de la situación del implante y la salud de las portadoras".

En tanto, Mauricio Dalessandro, un diputado de la provincia de Buenos Aires, la más poblada de Argentina, trabaja ya en la redacción de un proyecto de ley para que el sistema de salud provincial, tanto público como privado, trate sin costo a las mujeres con prótesis de la marca PIP que, por temor a contraer enfermedades, decidan recurrir a una cirugía para su extracción.

Hace unos días una clínica de Buenos Aires anunció que se iba a hacer cargo del costo que implica la cirugía de extracción y los honorarios profesionales, pero no del nuevo implante, lo que ya generó críticas de las afectadas.

Argentina ocupa el lugar número 19 en la lista de países con más procedimientos de cirugía estética cosmética realizados en el mundo en 2010 por cirujanos plásticos certificados, según un informe de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes