Arias acaba gestión en la que hubo anécdotas y alienígenas

ETIQUETAS

San José ( EFE). Óscar Arias concluye mañana cuatro años de una gestión en la Presidencia de Costa Rica en la que hubo anécdotas de todo tipo, desde la presencia de un extraterrestre en su gabinete, a la " cabanga" tras romper con su novia o un desliz diplomático por contar un chiste de argentinos.

Arias se caracteriza por su seriedad, pero cuando algo le molesta es capaz de enviar duros mensajes sin titubear.

Si no que se lo digan a Agustín Mourelo, quien en septiembre pasado fue destituido como presidente del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), y casi exiliado a Marte por el gobernante.

En medio de la crisis económica internacional, Maurelo reclamó al Ministerio de Hacienda el pago de una deuda de unos 70 millones de dólares que el Estado venía acumulando con el INVU desde 1964.

" Solo un extraterrestre recién aterrizado no se da cuenta de que tenemos 80 años de no vivir una crisis así. Solo un extraterrestre no se da cuenta de que las finanzas públicas fueron golpeadas seriamente", respondió entonces Arias a la petición de Mourelo.

Si el mandatario pudo ver en uno de sus colaboradores a un extraterrestre, en la oposición detectó algunos diputados " pobres de espíritu", " demagogos", " obstruccionistas" y hasta piezas de museo.

En una conferencia con corresponsales extranjeros a dos semanas de terminar su mandato, Arias alabó la apuesta de Chile por el libre comercio y dijo que en ese país " sólo en un museo de antropología se podría encontrar a un José Merino", un diputado izquierdista que fue uno de los más duros oponentes a los Tratados de Libre Comercio (TLC) que él impulsó durante su gestión.

Pero cuando quiso ser gracioso Arias también sacó carcajadas, como en la apertura de un encuentro sobre tecnología, donde explicó que los organizadores querían que fuera inaugurado por la persona más " nerd" (intelectual inadaptado) de Costa Rica, pero el ex astronauta Franklin Chang sólo podía hablar más tarde.

Sin embargo, en 2007 tuvo un desliz humorístico al comparar a los argentinos con los opositores al TLC con Estados Unidos, quienes afirmaban que con ese acuerdo se buscaba " centroamericanizar" a Costa Rica.

Arias concluyó la comparación con un chiste: " ¿Por qué los argentinos no pueden tirarse con un paracaídas? Porque siempre caen mal".

Días después, el presidente se disculpó personalmente con el embajador argentino en San José, Juan José Arcuri, quien calificó el hecho como " inusual" y no le dio mayor importancia.

La gestión de Arias también tuvo sus períodos agitados en lo que respecta al amor. En junio de 2007 se sintió " acabangado" (triste) por la ruptura con su novia de entonces, Geovanna Mendiola.

" Sí, sí hay cabanga", dijo Arias al explicar que la separación no era definitiva, pues solo lo son " la muerte y pagar impuestos".

El gobernante tampoco tuvo reparos en confesar sus estados de ánimo como cuando declaró estar " harto" y " aburrido" de " tanto obstáculo que se pone para todo", después de que un grupo de ciudadanos presentara un recurso de amparo contra la construcción de un nuevo Estadio Nacional donado por China.

También llegó a decir que el Estado costarricense se encuentra " esclerótico" y que la Casa Presidencial de su país " es de los peores edificios que uno se pueda imaginar en Centroamérica".

En la recta final de su Gobierno, Arias se destapó contra la Iglesia católica, al apoyar la creación de un Estado laico, las uniones legales entre homosexuales y la eliminación del celibato.

" Los seres humanos nacemos y no es por elección que decidimos la inclinación sexual que tenemos, eso viene dado por Dios y por la naturaleza", expresó.

Además, calificó el celibato de " error" de la Iglesia católica, pues " las relaciones sexuales son una necesidad biológica" y " es contra la naturaleza humana" prohibirlas a los sacerdotes.

El mandatario, que es tildado de arrogante por sus adversarios, ha desdeñado las cumbres centroamericanas por considerar que " no son buenas" y ha calificado de " inoperantes" a instituciones regionales a las que su país no pertenece, como la Corte Centroamericana de Justicia y el Parlamento Centroamericano.

Arias, Premio Nobel de la Paz 1987, ha dicho que después de su mandato se dedicará a descansar, y que evitará repetir lo que hizo después de terminar su primer Gobierno, en 1990.

" Espero que mi vida no sea igual a la que viví de 1990 a 2003, en la que siempre sentía que si una universidad conocida me ofrecía un doctorado 'honoris causa' estaba en la obligación de aceptarlo porque era feo y poco honroso decirles que no", manifestó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes