Arias tantea a Zelaya y Micheletti antes de sentarlos

SAN JOSE (AFP). Las negociaciones para superar la crisis política hondureña comenzaron hoy jueves con reuniones por separado del mediador Oscar Arias con el gobernante de facto hondureño Roberto Micheletti y con el derrocado Manuel Zelaya.

Arias dialogó en principio con Zelaya y poco después lo hizo con Micheletti, a quienes recibió en su residencia particular, en San José.

"Hemos avanzado en una primera etapa. El presidente Arias ha escuchado mi posición y la de los sectores sociales y políticos que me han acompañado, y que es (exigir) la restitución inmediata del presidente electo" por el pueblo hondureño, dijo Zelaya a la prensa al culminar su cita.

Micheletti, por su parte, no hizo declaraciones a la prensa al ingresar al domicilio de Arias. Decenas de personas aprovecharon este encuentro para manifestarse ante la casa del presidente costarricense reclamando la reinstauración de Zelaya en el poder.

"Fuera militares", "fuera 'Goriletti'", "contra el golpe militar resistencia popular", coreaba a unos 50 metros de la casa el centenar de manifestantes, entre quienes había sindicalistas y dirigentes de organizaciones sociales y de izquierda.

Los contactos de San José fueron promovidos por la jefa de la diplomacia estadounidense Hillary Clinton, quien propuso a Arias como mediador.

Si bien es un logro que ambos rivales puedan llegar a sentarse en torno a la misma mesa después de una semana y media de crisis sin precedentes en la joven democracia hondureña, ni Zelaya ni Micheletti parecen dispuestos a transigir sobre el único punto en juego: la presidencia de Honduras.

"Estoy seguro de que Oscar Arias llegará a una solución", dijo Micheletti al llegar a la capital costarricense, tras insistir en que él es el "presidente constitucional" de Honduras.

La diputada liberal hondureña Marcia Villeda, aliada de Micheletti, explicó a la AFP que "como no hay agenda rígida establecida, hemos venido con mucha flexibilidad".

Por su parte, la ministra de Comunicación costarricense, Mayi Antillón, aseguró que las primeras reuniones bilaterales entre el mediador y los protagonistas de la crisis hondureña son "parte de un proceso que esperamos de resultados".

Desde Washington, el secretario general de la Organización de Estados Americanos(OEA), José Miguel Insulza, se mostró optimista.

"Yo creo que hay un amplio margen para un compromiso", dijo Insulza a la prensa hoy jueves, aunque enfatizó que "la piedra de toque es que el gobierno de facto acepte el retorno del presidente constitucional" Zelaya.

Arias, un experto mediador que en la década de los 80 contribuyó a la pacificación de Centroamérica, ha dicho que espera lograr un acuerdo satisfactorio.

"Lo que quiero es ayudar a resolver este problema porque el pueblo hondureño no se merece que haya más sangre derramada y no quiero ver morir a más gente inocente en las calles de Tegucigalpa", dijo Arias, en referencia a los dos muertos en las manifestaciones del domingo, poco antes de que el ejército abortara un intento de regreso de Zelaya al país.

Dado el endurecimiento de los dos protagonistas del conflicto, Arias necesitará grandes dosis de equilibrista y diplomacia para encontrar una salida a esta crisis, que podría pasar por adelantar las elecciones hondureñas, fijadas para el 29 de noviembre.

Desde Estados Unidos hasta Europa, pasando por América Latina y Naciones Unidas, la comunidad ha cerrado filas en torno a Zelaya.

La Organización de Estados Americanos (OEA) suspendió el pasado sábado a Honduras por violar la carta democrática, y los donantes, con Estados Unidos a la cabeza, han empezado a cortar el grifo de las ayudas al país.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes