Armada rusa en Cuba luego de maniobras en Venezuela

LA HABANA (AP). Salvas y ceremonias militares dieron la bienvenida a barcos de la armada rusa que atracaron hoy viernes en Cuba, los primeros de ese país en venir a la isla desde el fin de la Guerra Fría y tras haber realizado maniobras con Venezuela.

El caza-submarino "Almirante Chabanenko", con 169 metros de eslora, 8,200 toneladas de desplazamiento y completamente pintado de gris, entró en la Bahía de La Habana ante el asombro de muchos capitalinos que se pararon en el Malecón a ver las maniobras.

Por detrás le siguieron dos naves más de abastecimiento que surcaron el canal de entrada acompañados de los prácticos locales, mientras una batería de salvas saludaba la llegada y el barco principal respondía haciendo sonar su sirena.

En la proa del "Almirante Chabanenko" la tripulación se formó marcialmente con sus uniformes de gala.

No hubo acceso al recibimiento oficial que se produjo tras casi 40 minutos de operaciones de atraque, pero se escucharon himnos nacionales y marchas milateres ejecutadas por un batallón de protocolo.

El "Almirante Chabanenko" está considerado uno de los más modernos de la armada rusa y se encuentra provisto de misiles antibuque Moskit y sistemas de defensa antiaérea, aunque su misión es la identificación y destrucción de submarinos.

Esta flotilla es la primera en arribar a la isla desde la caída de la Unión Soviética, que sostenía una fuerte alianza con Cuba en lo político y lo militar.

Una breve nota oficial en la víspera en el periódico Granma indicó que los barcos rusos se quedarán en la rada habanera hasta el martes 23 en la isla y los marineros tendrán visitas de cortesía a instituciones de la Mariana de Guerra cubana y academias navales.

El apoyo de Moscú a la nación caribeña declinó luego del colapso soviético de 1991, sin embargo en últimos años Rusia volvió a fortalecer sus lazos con la isla como parte de sus esfuerzos, expresaron sus líderes, por aumentar su influencia global.

La visita se produjo dos semanas después de una gira latinoamericana de presidente ruso Dimitri Medvedev que le permitió reunirse con los máximos dirigentes de Brasil y Venezuela.

También con el gobernante cubano Raúl Castro y conversar con su hermano el ex mandatario Fidel Castro, para quien Medvedev tuvo palabras halagüeñas.

Anteriormente los barcos participaron en la Operación Venrus 2008, las maniobras militares conjuntas entre Rusia y Venezuela y que fueron inauguradas por Medvedev y su colega Hugo Chávez.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes