Arresto de espías rusos en EU fue para evitar fuga

WASHINGTON ( AP). El arresto de 10 agentes secretos rusos por parte del FBI el 27 de junio se dio porque se supo que uno de ellos, Donald Heathfield, de Cambridge, Massachusetts, pronto viajaría al extranjero y no regresaría, dijo el lunes un funcionario.

La posible salida de Heathfield fue, en palabras del funcionario, el gran catalizador para tomar la decisión de desmantelar la red de espionaje que había estado bajo vigilancia del FBI por más de una década.

Heathfield, cuyo nombre real es Andrey Bezrukov, había salido de Estados Unidos la primavera pasada sin que el FBI intentara arrestarlo. La diferencia, dijo el funcionario, es que en dicho viaje el FBI no tenía razones para creer que Heathfield no regresaría.

El funcionario pidió no ser identificado porque no estaba autorizado por el gobierno para hablar del tema.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron el viernes que a principios de junio se volvió evidente que al menos dos de los rusos hacían preparativos para salir de Estados Unidos. Uno de ellos, según el oficial, era Heathfield. La otra, de acuerdo con una de las dos denuncias del caso, era Anna Chapman.

Una vez que se decidió desmantelar la red de espionaje, el FBI pasó semanas preparando una querella que un magistrado federal firmó el 25 de junio, dos días antes de los arrestos.

En ella se acusaba a Heathfield, a su esposa y a otras siete personas de dos conspiraciones: una era actuar como agentes extranjeros no registrados; la otra, de lavado de dinero.

Una segunda querella, fechada el 27 de junio, el día de los arrestos, acusaba a dos personas, una de ellas Chapman, hija de un diplomático ruso.

En incidentes separados en Nueva York y Washington, Chapman y el otro acusado en la segunda querella fueron contactados por agentes del FBI que se hacían pasar por rusos.

Chapman se volvió sospechosa cuando el 26 de junio se reunió con el agente del FBI que se hizo pasar como empleado del consulado ruso. El agente encubierto le pidió a Chapman que entregara un pasaporte falso a otro agente ruso encubierto, pero Chapman no lo hizo.

Los documentos de la corte muestran que después de la reunión, Chapman compró un teléfono celular desechable con un nombre falso. Luego hizo una serie de llamadas a Rusia. En una de ellas, un hombre le dijo que podría haber sido descubierta, que entregara el pasaporte a la policía y que saliera del país.

Fue arrestada al día siguiente en la estación de policía donde trató de entregar el pasaporte falso.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes