Arriban cuatro liberados por las FARC

VILLAVICENCIO, Colombia (AP) Tres policías y un militar liberados por las FARC llegaron el domingo en un helicóptero de una comisión humanitaria a esta población del sureste colombiano, en medio de denuncias de un periodista y miembro de la misión, quien aseguró que el gobierno intentó boicotear la liberación.

La nave, identificada con emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), aterrizó a las 18:55 (hora de Colombia, 23:55 GMT) en el aeropuerto Vanguardia de esta población, capital del departamento del Meta, y a unos 75 kilómetros al sureste de Bogotá.

Los liberados son el agente de policía Walter José Lozano Guarnizo, los patrulleros policiales Alexis Torres Zapata y Juan Fernando Galicia y el soldado del ejército William Domínguez.

Lozano, Torres y Galicia habían sido retenidos por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el 9 de junio de 2007 en la carretera que comunica a los municipios de Paujil y Cartagena del Chairá, en el departamento de Caquetá, al sur de Colombia.

El soldado Domínguez había caído en poder de las FARC el 20 de enero de 2007, también en el sur del país.

El grupo de liberados fue recibido por los llamados Colombianos por la Paz, quienes se aproximaron hasta el helicóptero del que descendieron los cuatro ex rehenes y les brindaron un saludo con flores y pañuelos blancos.

El policía Alexis Torres, con dos flores en su mano derecha, se acercó a las cámaras de televisión y les dio las gracias a quienes hicieron posible su liberación, sobre todo al CICR y a la senadora Piedad Córdoba, quien encabezó la misión humanitaria.

El soldado William Domínguez dijo estar feliz por volver a la libertad.

"Estoy feliz de volver a ver la naturaleza y a la gente. Le doy gracias a Dios, a Piedad Córdoba y a todos los colombianos que lucharon por nuestra libertad", dijo Domínguez.

El agente Walter Lozano aseguró que la caminata por las selvas colombianas para llegar a la libertad duró más de un mes.

La alegría de unos contrastó con la tristeza de otros.

"Cuando llegaba el helicóptero me imaginaba que era mi hijo Pablo Emilio", dijo con la voz entrecortada Gustavo Moncayo, padre del cabo del ejército Pablo Emilio Moncayo, retenido por las FARC desde diciembre 1997 tras un ataque rebelde a un puesto militar. Agregó que conversó brevemente con cada uno de los liberados en la jornada y "ninguno de ellos estuvo con Pablo Emilio" en el mismo campamento, por lo cual carecía de noticias frescas sobre su hijo.

El periodista Jorge Enrique Botero, miembro de la misión humanitaria, denunció que hubo retrasos en el proceso de entrega de los rehenes debido a supuestos operativos militares en la zona con sobrevuelos de naves castrenses.

"Aparecieron sobrevuelos, notorios, abundantes, reiterativos... durante más de dos horas", sostuvo Botero a su llegada al aeropuerto de Villavicencio.

"Fueron vuelos circulares. Eran varios tipos de aviones los que estaban en ese momento haciendo los vuelos y por supuesto eso causó un enorme nerviosismo, no sólo entre nosotros sino también entre las personas de las FARC que estaban encargadas de hacer la entrega", agregó el comunicador.

Botero dijo tener pruebas de sus denuncias en video y en audio y advirtió que las hará públicas.

Activistas como Iván Cepeda y Carlos Lozano, parte del movimiento Colombianos por la Paz que trabajaron por la liberación junto a Córdoba, dijeron a reporteros en Villavicencio que esperaban conversar con la legisladora sobre las versiones de los sobrevuelos militares, pero que tanto la congresista --que no se ha pronunciado públicamente aún sobre el tema-- como el periodista Botera gozaban de credibilidad.

Del gobierno "queremos explicaciones claras...no vamos a permitir que se ponga en duda nuestra credibilidad", dijo Cepeda a los periodistas.

Las autoridades han negado la denuncia del periodista.

"En ningún momento el Comité Internacional de la Cruz Roja... nos ha dicho que haya operaciones militares o falta de garantías" para el operativo de liberación, dijo temprano a los periodistas en Villavicencio el Alto Comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, al conocerse las declaraciones de Botero, inicialmente divulgadas por el canal Telesur de Caracas.

Las FARC habían anunciado en diciembre que liberarían unilateralmente a seis secuestrados, incluidos también dos políticos: el ex gobernador del sureño departamento de Meta, Alan Jara, y Sigifredo López, ex diputado regional del departamento de Valle de Cauca --al suroeste del país--, quienes quedarían en libertad entre el lunes y el miércoles, según ha explicado la legisladora Córdoba.

Jara fue secuestrado en julio de 2001 y López en abril de 2002.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes