Artistas del tatuaje se reúnen en El Cairo

En Egipto, donde la generalidad de la población considera que los tatuajes son tabú, se ha realizado una convención de artistas de la tinta sobre la piel para enfrentar los estereotipos y exhibir sus diseños.

Los aficionados se congregaron el fin de semana pasado en el barrio arbolado de Zamalek para conocer los últimos diseños y observar a los profesionales en acción en la Expo del Tatuaje El Cairo 2014.

Los organizadores esperan poner de relieve el aspecto artístico de esta práctica, escasamente regulada en Egipto. La mayoría de sus cultores poseen licencias para operar salones de belleza.

Timur Reda, de 38 años, quien hace tatuajes desde hace siete años, ha encontrado muchos obstáculos para trabajar libremente en un país conservador como Egipto.

"Ha habido muchos altibajos, pero la lucha que enfrentamos aquí, creo que nos motiva para trabajar más", aseguró.

Muchos musulmanes consideran que la ley islámica prohíbe el tatuaje. En cambio, los cristianos coptos, que constituyen el 10% de la población, tienen una antigua conexión con el arte de la tinta.

En el festival de Mar Girgis, o San Jorge, es habitual ver a artistas inscribir cruces en las muñecas de bebés o imágenes de santos en los brazos de hombres jóvenes.

Pero en una sociedad tan conservadora, quien deciden aplicarse un tatuaje optan por hacerlo en una parte del cuerpo habitualmente cubierta por la ropa.

Apenas un centenar de personas asistieron a la convención en El Cairo, menos de lo que esperaba la organizadora Orne Gil.

"Es un paso muy pequeño, pero es nuestro primer paso y tal vez el año próximo será mejor y más grande", dijo la artista ítalo-venezolana. La convención se realizó en su estudio Nowhere Land, que abrió en marzo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7