Ascienden a 18 muertos por sismo en Costa Rica

ETIQUETAS

VARA BLANCA, Costa Rica (AP) La Cruz Roja reportó el domingo que el número de muertos por el terremoto de hace tres días ascendió a 18, mientras los esfuerzos para rescatar más víctimas avanzaron lentamente. Hay informes de hasta 85 desaparecidos.

Un boletín de la Comisión de Emergencias (CNE), el domingo por la noche, aseguró que "el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ha logrado identificar y extraer de los escombros 10 cuerpos y existen unas 85 personas desaparecidas".

La dependencia no ofreció más detalles ni precisó si esos 10 cadáveres se sumarían al total de 18 reportado más temprano por la Cruz Roja, organismo que también había revelado una cifra distinta de desaparecidos, de 47.

La Cruz Roja explicó en un comunicado que "la cifra oficial de decesos será facilitada una vez que sea verificada por el OIJ", institución designada para dar los datos oficiales. La AP intentó localizar a los voceros del OIJ, pero no fue posible.

Emisiones en vivo el domingo de las televisoras 6 y 7 mostraron escenas de la recuperación de tres cuerpos en la localidad de Cinchona, una de las más afectadas por el sismo de 6,1. Uno de los periodistas presentes describió que se trataba de una mujer, quien murió abrazada en actitud protectora de dos menores de edad, en apariencia sus hijos.

Un equipo de unas 40 personas, entre socorristas, bomberos e incluso miembros de la prensa, trabajaron arduamente por horas y hasta con sus manos en los sitios marcados por los perros entrenados. Los cuerpos estaban debajo de gran cantidad de tierra y piedras, entre los escombros de lo que fue una casa.

Otras imágenes captadas por el canal 7 dejaban ver un punto blanco, un vehículo, en medio de un enorme paredón que se formó al colapsar una carretera. Un socorrista colgado en el aire, sostenido por sogas desde un helicóptero y con apenas una pala, escarbó en la tierra hasta que surgió una mano. El anillo de matrimonio habría revelado la identidad de la víctima.

De acuerdo con Esteban Herrera, se trataría de su padre, Rafael. "Ha sido muy duro. El rescate se ve muy difícil por el punto donde está", comentó el joven.

El presidente Oscar Arias prometió en un discurso transmitido en cadena de televisión que "a pesar de la crisis mundial, encontraremos los recursos para atender la emergencia y reconstruir la zona".

"Ese día (del sismo) pasará a la historia como un capítulo trágico de nuestra vida nacional", destacó el mandatario al reconocer que el evento "cobró la vida de muchos compatriotas" y señalar que las autoridades y él mismo están trabajando las 24 horas para atender la situación y a los afectados.

La vocera de la CNE, Rebeca Madrigal, explicó a la AP que de las víctimas mortales registradas, 10 han sido identificadas. Según los datos del OIJ, corresponden a cinco hombres, una mujer, tres niñas y un niño.

La búsqueda de restos se reanudó con las primeras horas del domingo en diferentes puntos de la zona afectada del centro del país, un lugar montañoso entre varios volcanes, por años frecuentado por turistas por su exuberante paisaje. Ahora, la mayoría de pequeños pueblos quedaron destruidos y sin caminos de acceso.

La Cruz Roja desplazó a la zona afectada a funcionarios de la unidad de soporte psicológico, así como miembros de la sección Juventud, quienes desarrollarán un programa llamado "Retorno de la alegría", dirigido a los menores de edad que están en albergues.

Unas 2.500 personas están refugiadas en albergues temporales porque sus hogares quedaron destruidos por el terremoto, experimentaron daños significativos o representaban algún peligro para los habitantes; mientras cerca de 82.000 padecen la falta de agua potable debido a daños en la red de distribución, detalló la CNE.

Un censo preliminar reportó 218 viviendas con daños graves en tres localidades, "lo que representa apenas la punta del iceberg, pues falta por encuestar las comunidades donde el impacto fue mayor, como Carrizal, Varablanca, y Cinchona", agregó el boletín de la Comisión.

Ana Cambronero, de 41 años, con la mirada perdida relató que se encontraba en la capital cuando sucedió el sismo pero su esposo Francisco Zamora y los hijos que con él procreó, de 18, 16 y 14 años, estaban en el pequeño restaurante que atendían en el pueblo de Cinchona y que fue arrasado por el sismo.

Las autoridades recuperaron el sábado del sitio donde estaba el restaurante tres cuerpos cuyas identidades no se han confirmado. Testigos manifestaron que allí estaban almorzando por lo menos un par de hombres más cuando ocurrió la tragedia.

El director del OIJ, Jorge Rojas, se mantiene en el pueblo de San Miguel, donde opera una morgue provisional. Explicó a periodistas que las tareas de recuperación se dificultan por los riesgos que enfrentan los rescatistas ante lo inestables que están los terrenos y las réplicas que se siguen presentando, así como por la gran cantidad de escombros y material que cubre los restos.

Pero mientras la incertidumbre prevalece respecto a cuánto ascenderá finalmente el número de muertos por el terremoto del jueves, los costarricenses se volcaron a entregar víveres para ayudar a los miles de connacionales damnificados.

En las afueras de los supermercados se instalaron organizaciones sociales que entregan listas de los alimentos que se requieren y las estaciones de radio y televisión informan a la población sobre los diferentes lugares habilitados para entregar sus donativos. Cruz Roja dijo que por ahora necesita comida enlatada, agua y artículos de limpieza.

"Esto nos ha impactado a todos", manifestó el domingo a la AP Leticia Bogantes, mientras entregaba una bolsa con artículos de higiene en las afueras de un supermercado al este de San José.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes