Asesora de Obama afirma que EEUU merece reforma migratoria "permanente"

La directora de política nacional de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz, explicó hoy en una entrevista con Efe que EE.UU. "merece" una reforma migratoria "permanente", en el primer aniversario de las medidas ejecutivas sobre inmigración del presidente Barack Obama, que siguen bloqueadas en los tribunales.

"Lo que el país merece es una reforma permanente y eso está solamente en manos del Congreso. Mientras tanto, este presidente (Obama) va a seguir haciendo lo que pueda", destacó Muñoz, asesora del mandatario y de origen boliviano.

Los cambios "permanentes que necesitamos" en un sistema de inmigración del que Obama ha dicho muchas veces que está "roto" se encuentran "en manos del Congreso" y, por tanto, la "lucha" por una reforma "tiene que continuar", insistió Muñoz.

En coincidencia con el primer aniversario del plan de Obama, que busca suspender temporalmente la deportación de unos 5 de los más de 11 millones de indocumentados que viven en EE.UU., el Gobierno interpuso hoy formalmente ante el Tribunal Supremo un recurso para tratar que esas medidas entren en vigor.

Ese recurso pide al Supremo que levante el bloqueo de las medidas migratorias que decidió mantener hace casi dos semanas una Corte del Quinto Circuito de Apelaciones, con sede en Nueva Orleans, a petición de una coalición de 26 estados, en su mayoría con gobernadores republicanos.

Con ese recurso "estamos pidiendo acción y una respuesta" del Supremo, según Muñoz, quien expresó su "esperanza" en que el máximo tribunal del país "tome una decisión" antes de finales de junio próximo.

No obstante, el Supremo debe decidir primero si acepta o no el caso presentado por el Gobierno.

La propia Muñoz admitió a Efe que "existe la posibilidad" de que el Supremo no acepte el recurso del Gobierno y precisó que, si se da ese escenario, será el Departamento de Justicia el que decida cómo proceder y qué estrategia seguir.

A juicio de la asesora de Obama, el "obstáculo" principal para la aprobación de una reforma migratoria en el Congreso "siempre han sido cuestiones políticas por parte del lado republicano", pero el presidente "va a seguir presionando" al respecto.

El Senado aprobó a mediados de 2013 un proyecto de ley bipartidista para una reforma migratoria integral que contaba con el apoyo de Obama, pero el texto no fue sometido a voto en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

Ahora, los republicanos controlan también el Senado y, a comienzos de mes, el nuevo presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, dejó claro que el Congreso no impulsará ningún tipo de reforma migratoria mientras Obama siga en la Casa Blanca.

En palabras de Ryan, el presidente es "poco fiable" en materia migratoria por tratar de "reescribir unilateralmente la ley" con sus acciones ejecutivas.

Muñoz insistió hoy en que Obama decidió actuar por su cuenta con esas medidas ejecutivas "solamente" cuando el anterior presidente de la Cámara baja, el también republicano John Boehner, "lo llamó para decirle que no iba a hacer nada" para sacar adelante la reforma migratoria.

"Sabemos que se puede aprobar la reforma (en el Congreso) con apoyo de los dos partidos", sostuvo Muñoz al poner como ejemplo el proyecto de ley del Senado en 2013.

El plan ejecutivo anunciado por Obama el 20 de noviembre de 2014 contempla un programa conocido como Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA), dirigido a frenar la deportación de personas con hijos con residencia permanente o ciudadanía estadounidense.

También incluye una ampliación de la Acción Diferida (DACA), destinado a los jóvenes indocumentados, conocidos como "dreamers" (soñadores), que llegaron al país siendo niños.

Muñoz enfatizó hoy que aquellos "que tienen esperanza de calificar para esos programas también son bajas prioridades para las deportaciones", y sostuvo que "el servicio de inmigración no esta arrestando" a esas personas.

Además, la asesora de Obama recordó que el plan DACA puesto en marcha por el Gobierno en 2012 sigue vigente y el número de jóvenes beneficiados asciende ya a "casi 700.000".

Esos jóvenes "están trabajando, estudiando, siguiendo con sus vidas y haciendo contribuciones al país", resumió Muñoz.

Esas contribuciones "son importantísimas, no solamente para su futuro, también para nuestro futuro", remarcó Muñoz.

"Pero todo el país sabe que necesitamos más", concluyó la asesora de Barack Obama. EFE

mb/pa/eat

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes