Asombro en China por atropello de menor y apatía de testigos

Pekín (EFE). La muerte de una niña de dos años que fue doblemente atropellada por una furgoneta y un camión, y que agonizó mientras una decena de personas pasaban a su lado sin atenderla, ha causado hoy conmoción en la sociedad china, horrorizada por la pasividad que la gente muestra ante las desgracias ajenas.

Imágenes del accidente, ocurrido en la ciudad sureña china de Foshan (provincia de Cantón), y de la pasividad de conductores y peatones, fueron tomadas por una cámara de seguridad y emitidas hoy por páginas web y televisiones cantonesas.

En el vídeo se ve claramente como primero una furgoneta blanca atropella a la niña, llamada Wang Yue, en una pequeña calle de almacenes y tiendas, pese a que el conductor va a una velocidad relativamente lenta y puede ver perfectamente que la menor se encuentra en ese momento en la calzada.

El vehículo se detiene brevemente cuando la niña se encuentra bajo él, pero el conductor no sólo no baja para intentar atenderla, sino que la vuelve a arrollar con sus ruedas traseras, dejando un reguero de sangre.

Poco después, una decena de personas, andando o circulando en motocicletas y triciclos, pasan por el mismo lugar mostrando total frialdad ante la escena: algunos ni siquiera observan a la niña, y otros lo hacen sin detenerse.

El horror continúa cuando un camión transita por la callejuela y vuelve a atropellar a la niña, también en dos ocasiones.

Finalmente, una mujer que recoge basuras en el lugar sí presta atención a la niña y con bruscos movimientos la aparta a un lado de la calle, e inmediatamente después llega otra que posiblemente sea su madre y se la lleva del lugar también con brusquedad.

El diario "South China Morning Post" relata hoy que la niña fue atendida en un hospital, donde se le extirpó parte del cráneo, pero otros medios informan de que el tratamiento no fue efectivo y la niña falleció a consecuencia de las heridas.

Fuentes de la familia de la niña y policiales dijeron que los dos conductores han sido detenidos, mientras un diario local, el "Yangcheng Evening News", recoge declaraciones del primero de ellos, culpando a la niña del accidente y asegurando que cualquier persona en su lugar hubiera huido para no tener que pagar una compensación.

En China, la pasividad ante los accidentes está muy extendida, por el temor de muchos a verse involucrados en juicios posteriores o incluso en el pago de las indemnizaciones.

En el país asiático la mayoría de la gente ha de pagarse los tratamientos médicos, por la falta de una red de seguridad social en condiciones, por lo que circulan rumores de que si atiendes a un herido y lo llevas a un hospital, éste te acabará culpando del accidente para ahorrarse el gasto médico.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes