Aspirantes republicanos no logran aparecer en las papeletas

WASHINGTON (AP). Muchos de los rivales de Mitt Romney por la candidatura presidencial republicana tienen el problema de no cumplir el requisito fundamental para postularse a un cargo público: aparecer en la papeleta electoral.

Rick Santorum, Newt Gingrich, Rick Perry y Jon Huntsman no aparecerán en la papeleta en al menos una de las próximas elecciones primarias del Partido Republicano.

En otros estados, los mismos aspirantes no presentaron listas completas de delegados ante las autoridades estatales o partidistas, lo cual incrementó las dudas sobre si poseen los recursos suficientes para emprender una campaña nacional efectiva.

Si alguno de ellos reuniera suficientes fuerzas para desafiar al favorito Romney, el detalle de que no aparezca en las papeletas podría limitarle la capacidad para lograr delegados en estados cruciales.

La excepción es Ron Paul, quien al parecer ha evitado tales tropiezos al momento.

"Por esto es por lo que se necesita una campaña de verdad, sin andarse con bromas", dijo Rich Galen, un estratega republicano y ex asesor de Gingrich que permanece neutral en la campaña del 2012. "Todos estos tipos que han estado alardeando de que encontraron una nueva manera de ser candidato presidencial es como afirmar que inventé un nuevo aeroplano y sólo tiene una ala".

Romney, ex gobernador de Massachusetts, ganó las dos contiendas internas iniciales, en Iowa y Nueva Hampshire, y encabeza las encuestas en Carolina del Sur y Florida, los próximos estados en los que habrá elecciones primarias.

Romney recaudó 56 millones de dólares en 2011 para su campaña, lo cual le dio grandes ventajas financieras y organizativas sobre sus contrincantes en el Partido Republicano.

Estas ventajas ya se han hecho patentes debido a que muchos de los rivales de Romney no cumplen los plazos o no logran reunir el mínimo de firmas para que su nombre aparezca en las boletas de las próximas elecciones internas.

Santorum, el ex senador de Pensilvania que estuvo a unos cuantos votos de lograr el triunfo en la asamblea del Partido Republicano en Iowa, no logró que su nombre aparezca en las papeletas en Virginia ni en el Distrito de Columbia.

Además, Santorum presentó listas incompletas de delegados en Illinois y Ohio, lo cual podría limitarle la capacidad de ganar delegados en esos estados que son cruciales.

Virginia ha sido una prueba difícil para los aspirantes republicanos que pretenden lograr que su nombre aparezca en las boletas debido al requisito estatal de campaña de que tienen que reunir las firmas de al menos 10.000 electores registrados.

Romney y Paul fueron los únicos que lograron aparecer en la papeleta para las elecciones primarias del 6 de marzo.

Perry presentó una demanda judicial y le han seguido el ejemplo Gingrich, Huntsman y Santorum. Pero el viernes un juez federal en Richmond se negó a incluirlos en la papeleta, al decir que los candidatos debería haber impugnado antes las reglas de las primarias de Virginia.

Santorum es el único de los principales aspirantes que quedará fuera de la papeleta en las primarias del 3 de abril en el Distrito de Columbia, dijo Paul Craney, director ejecutivo del Comité Republicano local.

El Partido tiene dos formas para que el candidato salga en la boleta: que pague 10.000 dólares o pague 5.000 dólares y recabe firmas de 296 votantes republicanos registrados en la ciudad capital, donde el electorado es predominantemente demócrata.

"No es fácil, pero se puede lograr, si usted es un candidato presidencial serio", dijo Craney. "Todos los candidatos presidenciales que son serios acerca de ganar la nominación estarán en la boleta en el Distrito de Columbia".

Huntsman, ex gobernador de Utah, no logró aparecer en las boletas en Arizona ni Illinois.

"Si no puede aparecer en las papeletas a lo largo del país, usted es un candidato regional, por definición", dijo Rich Beeson, el director político de la campaña de Romney. "Barack Obama va a estar en la boleta en los 50 estados, y nosotros también".

Gingrich, el ex presidente de la Cámara, no consiguió aparecer en la papeleta de las primarias en Misurí ni Virginia.

Y Perry, el gobernador de Texas, logró aparecer en Illinois, pero debido a las reglas del estado únicamente podrá obtener un delegado en las primarias del 20 de marzo, donde los aspirantes compiten por 54 delegados.

Se necesitan 1.144 delegados para lograr la nominación en la convención nacional republicana de mediados de año.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes