Assange cumple dos años en embajada ecuatoriana

El fundador del portal WikiLeaks, el australiano Julian Assange, cumplió el jueves dos años encerrado en la embajada ecuatoriana en Londres y dijo que seguirá en su condición de asilado, luego de refugiarse allí tras haber sido requerido por la justicia sueca por acusaciones de delitos sexuales.

A través de una vídeo conferencia desde Londres, Assange manifestó que " sigue siendo un riesgo serio que sea extraditado a Estados Unidos, si el departamento de justicia continúa con su investigación de carácter criminal y por tanto, su consejo (de los abogados) es no abandonar el asilo político que me ha sido otorgado".

" Sería tonto en este caso, dejar mi condición de asilado y de cierta manera las circunstancias aquí son diferentes a estar en una prisión real, las personas que trabajan en Estados Unidos en casos de seguridad nacional saben que se aplican condiciones diferentes a las de prisioneros normales".

" Ojalá Estados Unidos abandone el caso, porque hay cientos de documentos que sería liberados y que realmente darían lugar a una gran cantidad de información", amenazó, sin dar detalles.

Ratificó que su equipo de abogados trabaja sin cobrar honorarios, mientras que al Reino Unido le ha costado unos 11 millones de dólares mantener la estrecha vigilancia sobre la embajada ecuatoriana en Londres.

El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, en Quito, señaló que en el caso Assange, el mundo presencia " la persecución política contra un militante de la causa por la libertad de información".

" Llamo a los estados involucrados en este caso, a sus principales autoridades para que actúen de acuerdo a los múltiples instrumentos (diplomáticos internacionales) vinculantes ... de los que somos parte, llamo a que atiendan los principios universales", dijo Patiño en rueda de prensa.

También convocó a las organizaciones de derechos humanos internacionales " a que defiendan los derechos de Julian Assange, en particular su derecho a difundir información relevante para el público, se violan derechos humanos en su calidad de periodista, de defensor de los derechos humanos y de ciudadano, así como sus libertades".

Agregó que ante la vigilancia a la que está sometida Assange " de necesitarse atención médica compleja en una situación de emergencia, Julian Assange podría acabar pagando con su vida el servicio prestado a la humanidad, el atrevimiento de abrir los ojos de todos nosotros ante una realidad, ante un delito que ha estado escondido durante tanto tiempo".

El presidente Rafael Correa había dicho en los últimos días que Assange podrá quedarse en la embajada "el tiempo que necesite" y argumentó que los países involucrados -Gran Bretaña, Suecia y Estados Unidos- " están atentando contra los derechos humanos de una persona".

Recordó que él permanece encerrado "en pequeñas habitaciones" y que recibe luz solar "media hora, cuando se asoma a un balcón" de la misión diplomática.

Assange llegó a la embajada de Ecuador en Londres el 19 de junio de 2012 para evitar una orden de extradición a Suecia, país en el que está acusado de delitos sexuales que él ha negado. Desde entonces no ha podido salir de esa misión pese a las gestiones diplomáticas ecuatorianas para que se le otorgue un salvoconducto.

Gran Bretaña no ha concedido el salvoconducto necesario para que Assange pueda ser trasladado a Ecuador, país que le concedió asilo.

El australiano en 2010 causó conmoción mundial luego de que revelara en el sitio WikiLeaks miles de cables diplomáticos y militares de Estados Unidos con criterios acerca de presidentes y líderes mundiales.

Quien le hizo llegar esos cables fue el soldado estadounidense Bradley Manning, quien está siendo procesado en su país y enfrenta graves acusaciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada