Atacantes suicidas matan a 41 personas en Pakistán

PESHAWAR, Pakistán (AP). Dos atacantes suicidas que vestían burcas detonaron sus cargas explosivas en un campamento de refugiados y mataron por lo menos a 41 personas además de herir a unas 62, dijeron el sábado las autoridades.

Las detonaciones ocurrieron en un centro de distribución de alimentos, aunque hubo informaciones contradictorias sobre si las víctimas hacían fila para recibir alimentos o para ser cacheadas. El campamento es utilizado en ocasiones por grupos humanitarios extranjeros, entre ellas el Programa Mundial de Alimentos, para distribuir ayuda.

Los refugiados se encontraban en el campamento tras huir de una ofensiva militar en el noreste de Pakistán.

Mientras tanto, el ejército paquistaní admitió que murieron civiles en un bombardeo efectuado el sábado pasado en el noroeste del país, al parecer dirigido contra los insurgentes. No indicó el número de víctimas, pero se disculpó por el incidente.

Los dos atacantes suicidas detonaron sus cargas con un intervalo de seis minutos en el campamento del área de Kacha Pukka, en Kohat, una región tribal cercana a la frontera afgana. Se ocultaban tras las burcas que usan las musulmanas en zonas de Afganistán y Pakistán, dijo el agente municipal Abdalá Khan.

El funcionario gubernamental Dilawar Khan Bangash dijo que 41 personas murieron y 62 resultaron heridas en el ataque.

Pakistán ha sufrido ataques terroristas casi a diario en los últimos 18 meses atribuidos a los insurgentes de al-Qaida y el Talibán. La mayoría fueron dirigidos contra instalaciones gubernamentales o de las fuerzas de seguridad, aunque también fueron atacados civiles, en ocasiones por cooperar con el gobierno.

El campamento fue habilitado para acoger a las personas que huyeron del distrito de Orakzai, donde el ejército combate con los insurgentes desde fines del año pasado. Las operaciones han arreciado desde marzo, con frecuentes bombardeos. En el campamento viven entre 1,000 y 2,000 personas.

Ningún grupo se atribuyó la responsabilidad de los atentados, algo que no es inusual cuando causan bajas civiles paquistaníes.

Unos 210,000 civiles han huido de Orakzai desde fines del año pasado, incluyendo casi 50,000 personas que lo hicieron el último mes ante el avance de las fuerzas de infantería para desalojar a los insurgentes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes