Ataque del Talibán a personal de ONU deja 12 muertos

KABUL (AP). Varios insurgentes suicidas del Talibán portando cinturones con explosivos irrumpieron la madrugada de hoy miércoles en una casa de huéspedes habitada por personal de las Naciones Unidas en el corazón de la capital afgana y mataron a 12 personas, incluyendo a seis empleados de la ONU, informaron autoridades.

El ataque fue uno de las más fuertes destinados a socavar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del mes próximo.

Uno de los seis empleados de la ONU muertos es un estadounidense, informó la Embajada de Estados Unidos.

Un vocero del Talibán atribuyó a ese grupo extremista la responsabilidad por ése y otros ataques del miércoles, que incluyeron el lanzamiento de cohetes al palacio presidencial y a un hotel exclusivo en la capital, Kabul.

Un cohete se estrelló en el "límite exterior" del palacio presidencial, pero no causó víctimas, dijo el vocero de la presidencia, Humayun Hamidzada. Otro cohete cayó en los terrenos del lujoso Serena Hotel, habitado por numerosos extranjeros. Este artefacto no estalló pero llenó el vestíbulo de humo, forzando que huéspedes y empleados descendieran al sótano, de acuerdo con un testigo afgano que pidió mantener su nombre en reserva por motivos de seguridad.

El presidente Hamid Karzi condenó el ataque al que calificó de "un acto inhumano" y pidió al ejército y a la policía que refuercen la seguridad en las instituciones internacionales.

El jefe de la misión de las Naciones Unidas en Afganistán, Kai Eide, dijo que el ataque "no impedirá que la ONU continué todo su trabajo" en el país.

El vocero del Talibán, Zabiulla Mujahid, dijo en una llamada telefónica a The Associated Press que el ataque a la casa de huéspedes fue perpetrado por tres extremistas suicidas del grupo con cinturones cargados de explosivos, granadas y ametralladoras.

Afirmó que hace tres días el Talibán divulgó un comunicado en el que amenazó a todos los que trabajaran en la preparación de la segunda vuelta electoral del 7 de noviembre entre el presidente Karzi y el opositor Abdulá Abdulá. "Este es nuestro primer ataque".

Un vigilante que laboraba cerca dijo que los atacantes vestían uniformes de policía. Hizo la declaración en forma anónima porque no debía hablar con los medios de comunicación.

El vocero de la ONU, Adrian Edwards, informó que seis empleados del organismo murieron y otros nueve fueron lesionados en el asalto, que comenzó casi al amanecer en el distrito capitalino de Shar-e-Naw. Varios huéspedes salieron despavoridos del lugar durante el ataque, algunos pedían ayuda a gritos y otros saltaron desde pisos superiores mientras se desataba un incendio en una parte del edificio de tres niveles.

La policía afgana y funcionarios de la ONU dijeron que 12 personas murieron, incluyendo los empleados de la ONU, tres atacantes, dos vigilantes y un civil afgano. Los cadáveres de los agresores fueron retirados de la casa de huéspedes para aplicarles la autopsia, dijo el agente Gul Mohammad en ese lugar.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes