Ataque suicida del Talibán mata a 17 en capital afgana

KABUL (AP). Un atacante suicida hizo estallar el jueves un coche bomba fuera de la embajada de la India en el activo centro de la capital afgana, matando a 17 personas e hiriendo a casi 80, en el segundo ataque de importancia en la ciudad en menos de un mes.

El Talibán reclamó la responsabilidad del ataque y dijo que la embajada era su objetivo.

La explosión ocurrió un día después de que la invasión militar aliada en Afganistán cumplió ocho años y mientras el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, contempla una solicitud de enviar entre 10,000 y 40,000 soldados adicionales, hecha por el principal comandante estadounidense en Afganistán, el general Stanley A. McChrystal.

En Nueva Delhi, la secretaria de Relaciones Exteriores de la India, Nirupama Rao, dijo que su embajada fue el objetivo del ataque.

"El atacante fue directamente al muro del perímetro exterior de la embajada en un carro cargado con explosivos", afirmó Rao a reporteros.

Tres soldados paramilitares indios que montaban guardia en la embajada resultaron heridos por la metralla, dijo Rao.

La secretaria dijo que la intensidad de la explosión fue similar a la del ataque ocurrido afuera de la misma embajada el 7 de julio del 2008, la cual costó la vida a decenas de civiles. El camino frente a la embajada fue protegido con barricadas desde entonces. El Ministerio afgano del Interior está justo enfrente de la embajada de la India.

El Ministerio del Interior afgano dijo que murieron 15 civiles y dos policías afganos. Por lo menos 76 personas resultaron heridas, agregó el ministerio.

La explosión ocurrió poco después de las 8.30 de la mañana, justo cuando la gente llegaba a su trabajo. Rompió los cristales y sacudió edificios a más de un kilómetro y medio de distancia. Una enorme columna de humo era visible mientras ambulancias se apresuraban a llegar al lugar para trasladar a los lesionados.

Se trató del ataque más mortal en Kabul desde el 17 de septiembre, cuando un atacante suicida mató a 16 personas, incluyendo a seis soldados italianos y 10 civiles afganos, en un camino del centro de la capital.

La capital afgana ha sido atacada varias veces en meses recientes por rebeldes suicidas cargados de explosivos y por bombas plantadas en caminos desde el período previo a las elecciones del 20 de agosto. Los ataques son dirigidos usualmente contra objetivos militares internacionales o instalaciones de gobierno, pero negocios y civiles afganos son frecuentemente víctimas de los atentados.

Imágenes de televisión de The Associated Press grabadas el jueves en Kabul mostraron a residentes locales y soldados sacando una pierna calcinada de un vehículo destruido. Otros cargaban en una camilla el cuerpo de una persona, al parecer sin vida, hacia una ambulancia.

Un hombre de 21 años que sólo se identificó como Nayibulá, comentó que acababa de abrir su negocio cuando ocurrió la explosión, la cual lo dejo inconsciente. Cuando despertó, no podía ver nada, afirmó.

"Había polvo por todos lados. La gente gritaba", dijo el hombre, quien al igual que muchos afganos sólo utiliza un nombre. "Uno no podía ver sus rostros porque había mucho polvo", agregó.

Su ropa blanca estaba cubierta de sangre después de ayudar a cargar a cuatro lesionados hacia ambulancias.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes