Ataque suicida mata a 12 en Bagdad

BAGDAD (AP) — Atacantes suicidas asaltaron el domingo un cuartel general del ejército en Bagdad y mataron a 12 personas, dos semanas después de un ataque en el mismo sitio puso en evidencia la incapacidad de las fuerzas iraquíes de cubrir siquiera los huecos más obvios en su seguridad.

Bagdad ha estado en alta alerta desde que Estados Unidos declaró la semana pasada el fin de sus operaciones de combate en Irak, pero aún así los milicianos se las arreglaron para atacar un blanco obvio en el centro de la ciudad.

El 17 de agosto, un extremista vinculado a al-Qaida hizo estallar los explosivos que llevaba junto al mismo cuartel militar en el este de Bagdad y mató a 61 reclutas, en el más mortífero acto de violencia en la capital en meses.

El portavoz militar iraquí, mayor general Qassim al-Moussawi, dijo en una declaración que 12 personas murieron en el ataque del domingo y 36 resultaron heridas. Cinco soldados estaban entre los muertos.

Un coche cargado de explosivos se acercó a toda velocidad al edificio y estalló, y seguidamente milicianos armados atacaron el cuartel, enfrentándose a tiros con los guardias durante 15 minutos, dijeron funcionarios policiales, que agregaron que al menos tres atacantes llevaban chalecos explosivos.

Los hombres se dirigían ala entrada del edificio a pie, pero fueron baleados por los guardias antes de poder detonar sus dispositivos. Uno de los atacantes resultó herido y arrestado.

Los funcionarios hablaron a condición de anonimato porque no estaban autorizados a declarar a la prensa.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Mohammed al-Askari, confirmó que algunos de los hombres llevaban chalecos explosivos. Agregó que estaban planeando una segunda explosión.

"El plan era atacar dos veces", dijo. "Primero con un coche bomba y entonces con atacantes suicidas".

El ataque del domingo es una vergüenza para las autoridades en la capital, donde las medidas de seguridad han sido altas en días recientes ante la intensificación de los ataques de milicianos contra policías y soldados iraquíes.

Desde el miércoles pasado, cuando el presidente estadounidense Barack Obama declaró el fin de las operaciones de combate de Estados Unidos en el país, las fuerzas de seguridad de Irak quedaron a cargo de la seguridad, pero muchos dudan que la policía y el ejército iraquíes puedan con una insurgencia bien pertrechada y resuelta a socavar al gobierno encabezado por chiítas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes