Ataque talibán contra presidenciadeja 5 muertos en Kabul

KABUL (AFP). Cinco personas murieron y 38 resultaron heridas este lunes en un ataque múltiple de los talibanes contra el palacio presidencial y varios ministerios de Kabul, donde por la tarde aún se oían disparos pese a que las autoridades aseguran haber restablecido la seguridad.

También murieron cuatro kamikazes, dos de ellos activando sus cinturones de explosivos y los otros a manos de las fuerzas de seguridad.

Se trata de uno de los ataques más sangrientos de los cometidos en Kabul desde que las fuerzas internacionales lideradas por Estados Unidos derrocaron al régimen islamista de los talibanes a finales de 2001.

Las explosiones y los disparos de ametralladoras convirtieron el corazón de la capital afgana en un campo de batalla durante casi cuatro horas.

"Tenemos cinco mártires y 38 heridos", declaró Sayed Kabir Amiri, jefe de los servicios hospitalarios del ministerio de Salud afgano.

"Hay civiles y miembros de las fuerzas de seguridad entre los muertos. La mayoría de los heridos son civiles", añadió.

"Murieron un niño y un soldado", había anunciado antes el portavoz del ministerio de Defensa, Mohammad Zahir Azimi, a la cadena de televisión afgana Tolo.

También murió un policía, dijo a la AFP el portavoz del ministerio del Interior, Zemaray Bashary.

El presidente Ahmid Karzai declaró por la tarde que la seguridad había sido "restablecida" y la situación se encontraba "bajo control".

"Los enemigos del pueblo afgano cometieron hoy una serie de ataques, sembrando el miedo y el terror entre el pueblo", añadió.

Estados Unidos condenó la ofensiva, a la que calificó de "desesperada" y "despiadada", aunque advirtió que podría haber otras semejantes.

"Los atacantes seguramente no sobrevivirán ni tendrán éxito. Pero podemos prever que ese tipo de ataques se vuelvan frecuentes", dijo el representante especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, en declaraciones en Nueva Delhi.

Según Zemaray Bashary, las fuerzas de seguridad recuperaron el control de la mayoría de los edificios atacados.

Pero un periodista de AFP oyó en el lugar una fuerte explosión seguida de intensos disparos después del anuncio de Karzai.

Los talibanes lanzaron ataques coordinados por la mañana en el centro de la ciudad, pese a que ésta se halla bajo protección de las fuerzas afganas e internacionales.

"Los objetivos son el palacio presidencial, los ministerios de Justicia, de Finanzas y de Minas, y el Banco Central", declaró por teléfono a AFP Zabibulá Mujahid, un portavoz talibán minutos después de la primera explosión.

"Veinte de nuestros kamikazes entraron en la zona y hay combates", indicó.

Casi cuatro horas después, se oían disparos esporádicos en el barrio del palacio presidencial.

Las televisiones afganas difundían imágenes de un centro comercial en llamas en torno al cual las fuerzas de seguridad tomaban posiciones.

A un kilómetro de allí, se elevaba una humareda sobre otro centro comercial, el Gulbahar Center, próximo al hotel Serena. En su interior se emboscaron francotiradores del ejército afgano.

Mientras los combates arreciaban, dejando coches calcinados y edificios en llamas, las calles quedaron desiertas, sobre todo en la céntrica plaza de Pashtunistán, acordonada por la policía.

Los habitantes permanecían enclaustrados en sus casas o en las tiendas de las calles que llevan al palacio presidencial y a los ministerios.

"Vi humo elevarse de un edificio situado cerca del Banco Central y del palacio presidencial y vi al menos una persona herida", contó a AFP por teléfono un comerciante, Bahram Sarwary.

Los ataques eran poco frecuentes en Kabul desde la caída de los talibanes a finales de 2001, pero en los últimos meses fueron cobrando fuerza, a medida que la insurrección ganaba terreno pese a la presencia de más de 113,000 soldados extranjeros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes