Ataques contra extranjeros aumentan en Alemania

Las agresiones contra extranjeros en Alemania aumentaron 20% el año pasado y alcanzaron su cifra más alta desde 2006, según estadísticas oficiales difundidas el miércoles.

En 2013 se registraron 473 agresiones xenofóbicas, un incremento sobre las 393 de un año antes, e incluyeron tres intentos de homicidio, según el informe anual sobre actividades de extremistas en el país.

El principal funcionario de seguridad de Alemania, Thomas de Maiziere, manifestó preocupación de que extremistas de ultraderecha utilicen como pretexto el incremento de las solicitudes de asilo para incitar el odio contra los extranjeros.

El país había acordado recientemente duplicar a 20.000 el número de sirios a los que ha acogido al tiempo que registra un incremento en el número general de inmigrantes.

En su informe anual sobre radicalismo interno, Alemania determinó que el número de miembros extremistas de ultraderecha disminuyó ligeramente de 22.150 a 21.700.

Sin embargo, el número de extremistas de ultraderecha considerados potencialmente violentos se mantuvo estable en 9.600 individuos.

Los partidos de ultraderecha en Alemania han adquirido fuerza al beneficiarse de recientes fallos judiciales en los que les eliminaron los obstáculos para su ingreso en las asambleas locales y el Parlamento Europeo.

En mayo, el Partido Nacional Democrático, de ultraderecha, obtuvo su primera banca en el Parlamento Europeo. El mismo día, otro partido, autollamado La Derecha, logró una banca en la asamblea local de la ciudad de Dortmund, en el oeste de Alemania.

Los servicios de seguridad afirman que La Derecha, cuyo número de integrantes más que se triplicó a 500 el año pasado, intenta aprovechar los privilegios parlamentarios para evitar la inhabilitación.

Según el documento, existían 27.700 extremistas de ultraizquierda, y de la cifra se considera que 6.900 eran potencialmente violentos. Ambas cifras constituyen una baja en comparación con el año anterior, cuando existían 29.400 y 7.100 respectivamente.

Alemania también detectó un incremento en el número de salafistas, un movimiento islámico fundamentalista, de 4.500 a 5.500 en el último año.

El jefe de inteligencia interna, Hans-Georg Maassen, dijo que los salafistas constituyen la mayor amenaza potencial de terrorismo en Alemania.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada