Atentados en Irak dejan al menos 58 muertos

BAGDAD (AP). Una ola de detonaciones coordinadas en áreas chiitas en y alrededor de Bagdad dejó por lo menos 58 personas muertas y decenas de heridos, informaron autoridades iraquíes el miércoles. Las explosiones, que ocurrieron una detrás de otra, tenían como blanco la gente que salió a hacer sus compras o se dirigía a trabajar.

Los ataques son los más recientes en la peor ola de asesinatos en el país desde 2008. Más de 3.000 personas han muerto en meses recientes. Los atentados hacen temer que Irak pudiera regresar al borde de una guerra civil alimentada por diferencias étnicas y sectarias.

Oficiales de la policía dijeron que en los atentados se emplearon coches cargados con explosivos, bombas y atacantes suicidas, y se enfocaron en estacionamientos, mercados al aire libre y restaurantes en vecindarios de Bagdad de mayoría chií. Una caravana militar también fue atacada en el sur de la capital.

El barrio de

Kazimiyá, en el norte y donde se ubica un importante santuario chiita con domo de oro, fue el más afectado. Dos bombas detonaron en un estacionamiento del vecindario, seguido por un coche bomba que estalló cuando curiosos llegaron al lugar. La policía reportó que 10 personas fallecieron y 27 resultaron heridas.

Aunque nadie se ha hecho responsable de los atentados, tienen las características de los que suele perpetrar el brazo iraquí de al-Qaida, el cual considera herejes a los chiitas.

En el vecindario de Shaad murieron nueve y hubo 15 heridos cuando estalló una bomba en una zona de comercios. En Ciudad Sadr la detonación ocurrió en mercados callejeros donde perecieron cinco; en Shula murieron tres; en Jisr Diyala ocho; y en Nueva Bagdad, Bayá, Jamila, Hurriyá y Saydiyá perecieron 15 en total.

En Mahmudiyá, 30 kilómetros (20 millas) al sur de Bagdad, un atacante suicida detonó su carga afuera de un restaurante, matando a cuatro e hiriendo a 13. Y en Madain, 25 kilómetros (15 millas) al sureste de la capital, una bomba a un lado de la carretera mató a cuatro soldados.

Cuatro médicos confirmaron las cifras de fallecidos y dijeron que hubo 180 heridos. Todos los que dieron información hablaron con la condición del anonimato porque no estaban autorizados a hablar con los reporteros.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada