Atoridades temen gran aumento de casos de cólera en Haití

PUERTO PRINCIPE (AP). Las autoridades sanitarias temen que haya un aumento dramático en el número enfermos de cólera en los barrios pobres y campamentos de refugiados de la capital haitiana, mientras los casos continuaban acumulándose el martes.

Centenares de personas que sufren de síntomas del cólera, como fiebre y diarrea, han sido atendidas en hospitales y consultorios improvisados al costado de canales putrefactos del drenaje en barrios marginales como Cite Soleil y Martissant.

Al menos 73 casos fueron confirmados entre personas que viven en Puerto Príncipe, lo que muestra que la epidemia en Haití se ha extendido de zonas más remotas a la capital.

Integrantes de la organización humanitaria Médicos Sin Fronteras dijeron haber visto más de 200 casos de capitalinos con síntomas severos del cólera tan sólo en sus instalaciones en los últimos tres días.

Tras la confirmación el lunes del caso de un niño de 3 años en un campamento cercano a Cite Soleil, que se contagió de la enfermedad antes del 31 de octubre sin salir de la ciudad, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que la expansión de la epidemia desde poblaciones en el campo hacia el principal centro urbano del país es un avance peligroso.

El hecho de que el niño no hubiera salido de la ciudad significa que están en riesgo los casi tres millones de habitantes de Puerto Príncipe, la mitad de los cuales vive en campamentos precarios para desplazados por el terremoto del 12 de enero.

Los daños al de por sí depauperado sistema de alcantarillado y de agua potable en la capital hacían que la ciudad estuviera "en su punto para una rápida expansión del cólera", afirmó el médico Jon K. Andrus, subdirector de la OPS a los periodistas el martes.

"Anticipamos que la transmisión (de la enfermedad) sea amplia y tenemos que estar preparados para ello, sin duda", dijo Andrus. "Tenemos que prepararnos para un enorme incremento en el número de casos y estar listos con suministros y recursos humanos y con todo lo necesario para una respuesta rápida".

La epidemia ha matado al menos 580 personas y hospitalizado a más de 9,500 mientras que hay casos confirmados en dos terceras partes del sector norte del país. Se teme que haya decenas de casos en el sur.

El martes el Ministerio de Salud dijo que la enfermedad se ha convertido en una verdadera amenaza para esta nación de 10 millones de habitantes.

"Es nuestro deber como ciudadanos ayudar a resolver este problema, que ha pasado de ser un asunto de urgencia humanitaria al nivel de seguridad nacional", indicó el director ejecutivo del Ministerio, el doctor Gabriel Timothee, durante una conferencia de prensa trasmitida por televisión.

El cólera se trasmite particularmente cuando la materia fecal contaminada infecta los alimentos o el agua. Se puede tratar si se hidrata al enfermo con agua pura mezclada con sal, azúcar y potasio o con fluidos vía intravenosa. También se pueden emplear antibióticos para combatir a la bacteria que produce la enfermedad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes