Aumenta a 30 cifra de muertos por tormentas en EU

NASHVILLE, Tenesí, EU ( AP). Cuadrillas de trabajadores de la ciudad comenzaron el jueves a retirar las pertenencias de los residentes, arruinadas por las inundaciones en Nashville, mientras reabrían algunos caminos que quedaron sumergidos tras las secuelas de la tormenta que mató al menos a 30 personas en el sur del país.

Mientras continuaba bajando el miércoles el nivel del crecido río Cumberland, el centro de Nashville seguía sin servicio eléctrico y una de las dos plantas de agua estaba inhabilitada, pero los funcionarios señalaron que había avance en la resolución de ambos problemas.

El alcalde Karl Dean calcula que el daño causado por la inundación del fin de semana podría fácilmente superar los 1,000 millones de dólares tan sólo en Nashville.

Funcionarios en Tenesí reportaron el jueves 20 muertes en el estado debido a la tormenta. La muerte de al menos 30 personas en Tenesí, Misisipí y Kentucky fue atribuida a la inundación del fin de semana y a tornados.

La nueva muerte reportada ocurrió en Memphis, donde la policía indicó que Terrance Williams, de 32 años, desapareció el sábado después de que su automóvil quedó averiado en medio de una fuerte corriente de agua. La policía encontró un cadáver el miércoles pero aún no ha revelado su identidad.

Otras dos personas estaban desaparecidas en Nashville, y se busca a dos más en Kentucky.

Aunque el Servicio Meteorológico Nacional informó que el río Cumberland había bajado aproximadamente un metro (tres pies), de su nivel máximo de tres metros y medio del domingo (12 pies), el agua aún cubría la zona de Nashville conocida como " Tent City" (ciudad de tiendas de campaña), donde viven cerca de 140 personas sin vivienda bajo un puente de la carretera interestatal a lo largo de la ribera del río.

Varios ex residentes caminaron el miércoles por las vías del tren que bordean el punto alto del campamento para ver si podían recuperar algo de sus pertenencias.

" La gente ha estado llegando aquí durante todo el día", comentó Raphael McPherson, una residente de 47 años que estaba en el lugar tratando de encontrar a su gato, Jack. " Están tratando de ver cuánto ha bajado el agua y si pueden regresar y tomar algo, pero es un área tóxica ahora", señaló.

McPherson y otros señalaron que funcionarios de la ciudad les dijeron que los contaminantes de la circundante zona industrial harían que su campamento sea inhabitable incluso después de que baje el nivel del agua.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes