Aumentan a 32 los muertos por aludes en sur de México

OAXACA, México ( AP). Un nuevo cerro se deslavó el jueves en el estado sureño de Oaxaca y sepultó a un matrimonio, mientras que las autoridades encontraron a nuevas víctimas sepultadas por una serie de aludes en el sureste de México, que hicieron que la cifra de muertos subiera a 32 personas.

En el peor de los aludes registrados esta semana, un cerró se derrumbó la víspera en una comunidad de Chiapas, vecino a Oaxaca, y dejó 16 fallecidos y 13 heridos, mientras que otro deslave en el municipio cercano conocido de Angel Albino Corzo, dejó al menos otros tres muertos, informaron autoridades.

El deslave más reciente se registró el jueves en Villa Hidalgo Yalalag, Oaxaca, donde murieron al quedar sepultados un hombre de 80 años y su esposa de 68, informó el alcalde Onésimo Cuevas.

El edil dijo que familiares y habitantes de la comunidad sacaron por sus propios medios los cuerpos del matrimonio.

La muerte de la pareja ocurrió dos días después de que un alud en Santa María Tllahuitoltepec, también en Oaxaca, provocó una gran movilización de autoridades estatales y federales por el temor a que cientos de personas hubiesen muerto.

El jueves por la tarde los cuerpos de rescate lograron recuperar allí los cuerpos de seis personas que permanecían desaparecidas, para un total de once víctimas fatales.

Entre ellos figura el regidor de salud de la comunidad, Eduardo Hernández Martínez de 39 años, y el de una mujer identificada como Luisa Cardoso Núñez y sus cuatro hijos: una joven de entre 17 y 18 años, un varón de 14, otro de 12 y la más pequeña de entre 10 y 8 años.

El día anterior se habían encontrado los cuerpos de las dos hijas de 18 y 15 años, de otro hijo de 5 y la esposa embarazada del regidor.

En la zona hay por lo menos 40 comunidades que llevan tres días incomunicadas debido a caminos bloqueados por el lodo o puentes destruidos y el único acceso es a través de helicópteros.

" La gente está pidiendo víveres y también que asistan geólogos porque tienen miedo de nuevos derrumbes", dijo a la AP el jefe operativo de Protección Civil de Oaxaca, César Narváez.

Mientras, Sócrates Vázquez director de la Radio Comunitaria Jempoj declaró que era injusto que las autoridades estatales responsabilizaran a los líderes comunitarios por las cifras iniciales sobre damnificados que apuntaban a cientos de personas desaparecidas.

" Era de noche, estaba lloviendo. Los que escucharon el ruido tan fuerte y los truenos pudieron salir y otros no y por eso nosotros pensamos que todos estábamos damnificados por igual", afirmó.

" Después el gobierno nos pidió (un número) de muertos y cifras para entonces (decidir si)acudir (con ayuda) y así no tiene que ser. El gobierno tiene que responder y acudir al llamado de los pueblos indígenas", agregó.

La zona fue azotada por los vestigios de un huracán durante una semana y por una tormenta tropical a la siguiente.

Las lluvias continuaban y los suelos de zonas con accidentada geografía, saturados de agua amenazaban a otras comunidades, por lo que 120 habitantes de Angel Albino Corzo fueron evacuados a terrenos más seguros.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes