Australia: Inculpan a un presunto pirómano tras incendios

MELBOURNE (AFP). Las autoridades australianas acusaron hoy viernes a un hombre de provocar uno de los mortíferos incendios que mataron al menos a 181 personas y destrozaron centenares de viviendas.

El inculpado, cuya identidad no fue desvelada, fue arrestado en una localidad rural de Victoria, el Estado del sureste devastado por los incendios forestales desde finales de la semana pasada, y trasladado a Melbourne, la capital estatal, indicó la policía.

El sospechoso fue inculpado por "incendio voluntario que causó la muerte", señaló el comunicado de la policía, y también "por posesión de pornografía infantil".

El presunto pirómano está convocado ante el tribunal de Melbourne el 16 de febrero y se enfrenta a una posible condena de hasta 25 años de cárcel.

El primer ministro, Kevin Rudd, calificó el martes los incendios provocados de "crimen a gran escala" y organizó un equipo de unos cien investigadores para perseguir a los pirómanos.

El sureste de Australia es la zona más afectada por los incendios, que han dejado al menos 181 muertos y cuyo balance podría aumentar a medida que avanzan las tareas de rescate en las zonas siniestradas.

El hombre inculpado el viernes es sospechoso de haber provocado el 7 de febrero un incendio que mató a unas 20 personas en la localidad de Churchill, al este de Melbourne.

"Estamos seguros de que el incendio de Churchill ha sido provocado", declaró el jueves Christine Nixon, prefecto de policía del Estado de Victoria.

"Y hemos recibido informaciones que levantan sospechas sobre el incendio de Marysville", en el que 15 personas perdieron la vida, añadió.

Marysville, de 500 habitantes, situada a 80 km al noreste de Melbourne, ha quedado reducida a cenizas. Se han contado 15 muertos pero la cifra podría alcanzar el centenar, según los equipos de rescate.

Otras dos personas fueron ya inculpadas el lunes por incendio voluntario como parte de la investigación sobre los fuegos más mortíferos de la historia del país.

Las temperaturas más bajas y los vientos menos fuertes han facilitado un poco la tarea de los bomberos, pero el viernes seguían activos 21 incendios forestales.

Bruce Esplin, responsable de los equipos de rescate, revisó al alza el balance de daños materiales al anunciar que más de 1,800 viviendas habían sido destrozadas, frente a las mil señaladas anteriormente.

Más de 7,000 personas fueron desplazadas por los incendios, según la Cruz Roja.

El jueves por la noche, un teletón en el canal televisivo Nine Network recogió más de 20 millones de dólares en promesas de ayuda a los afectados por los incendios.

La actriz australiana Nicole Kidman y su marido, el cantante de música country Keith Urban, donaron 500,000 dólares australianos (327,000 dólares estadounidenses).

En total, se han recaudado cerca de 66 millones de dólares desde el lanzamiento de una operación para ayudar a los siniestrados, indicó un portavoz de la Cruz Roja.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes