Australia planea cambios drásticos en paquetes de cigarrillos

CAMBERRA (AP). Australia libra una intensa batalla contra las grandes compañías tabacaleras por un plan para eliminar su último bastión de anuncios: el paquete de cigarrillos.

El gobierno quiere reemplazar los colores distintivos de las diferentes marcas con paquetes color verde olivo para todos, bajo una iniciativa de ley que se presentará al parlamento en julio. Según el proyecto, el nombre de la marca aparecerá en caracteres menores que los de las advertencias de salud, y acompañados por imágenes de las consecuencias de fumar, como cáncer oral y pies con gangrena.

El gobierno espera que el nuevo empaquetado haga menos atractivo el hábito de fumar para los jóvenes australianos y reduzca más la proporción de fumadores en el país del actual 17%, comparado con 20% de los estadounidenses adultos. Pero como ningún otro país ha tratado el sistema, no hay pruebas de que vaya a dar resultado.

La industria del tabaco ha advertido sobre consecuencias imprevistas y dice que va a iniciar una costosa campaña de litigios en demanda de compensación si el plan es implementado.

La industria argumenta que paquetes uniformes serían más fáciles de falsificar y ello causaría un flujo masivo de tabaco ilegal de países asiáticos.

British American Tobacco Australia Ltd. (BATA), líder en el mercado australiano, ha advertido que reducirá los precios para competir con el contrabando, una medida que podría alentar a más australianos a fumar. Con los altos impuestos para disuadir a los fumadores, un paquete de cigarrillos en Australia cuesta unos 17 dólares.

"Si el gobierno sigue llevándonos por ese camino con su legislación experimental, desafortunadamente eso va a ir a la corte y muy probablemente costará millones de dólares, lo que significa potencialmente miles de millones de dólares pagados por los contribuyentes australianos", dijo el portavoz de BATA Scott McIntyre.

Expertos de mercadeo dicen que los gigantes del tabaco en Australia _BATA, Philip Morris Ltd. e Imperial Tobacco Australia Ltd._ tienen mucho que perder si se aprueba el paquete uniforme.

Las tres compañías se han visto protegidas de la competencia durante décadas. Los anuncios comerciales de cigarrillos han estado prohibidos en la televisión y la radio australianas desde 1976, lo que dejó a las marcas exteriores muy pocos medios para hacerse conocer en el mercado australiano. Las restricciones a los anuncios se han arreciado en los últimos años, extendiéndose a revistas y periódicos, y próximamente a la internet.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes