Australia estudiará si restos hallados en Mozambique son de avión malasio desaparecido

Los restos de un avión hallado en las costas de Mozambique en el océano Índico serán enviados a Australia para determinar si se trata de una pieza del Boeing 777 de Malaysia Airlines que desapareció hace casi dos años.

Por su parte, familiares de los pasajeros del vuelo MH370 de la compañía malasia lanzaron un emotivo llamado para que continúen las operaciones de búsqueda.

El llamado se difundió a pocos días de cumplirse el segundo aniversario de la desaparición el 8 de marzo, fecha en que debe difundirse un informe provisional sobre el misterioso caso.

El avión de la compañía malasia desapareció el 8 de marzo de 2014 poco después de haber despegado de Kuala Lumpur rumbo a Pekín con 239 personas a bordo.

El avión se habría estrellado en el océano Indico pero ante la ausencia de restos del aparato, su desaparición se convirtió en uno de los mayores misterios de la aviación civil.

Australia, que dirige la búsqueda en el océano Indico, planea dar por terminadas las operaciones en julio si antes no se producen novedades.

El ministro malasio de Transportes, Liow Tiong Lai, dijo a los periodistas en Kuala Lumpur que era "muy probable que los restos hallados en Mozambique provengan de un Boeing 777", el mismo modelo del vuelo MH370.

Las autoridades de Mozambique confirmaron que un turista estadounidense, Blaine Gibson, entregó una pieza de avión que todavía no fue identificada.

Por ahora es prematuro "decir que esta pieza pertenece a un Boeing o a un Airbus u otro aparato", dijo por su parte Joao de Abreu, presidente de la Autoridad de la Aviación Civil de Mozambique (IACM).

Ese fragmento de avión, de alrededor de un metro de largo, será enviado a Australia para ser analizado por expertos, incluido el fabricante de aviones Boeing.

Expertos de la aviación civil de Malasia y de la compañía Malaysia Airlines son esperados en Mozambique, dijo Liow.

Si se confirma que ese fragmento de avión pertenece al Boeing de Malasya Airlines sería la segundo encontrado desde su desaparición.

En julio pasado, se halló un fragmento de ala de avión en la isla francesa de La Reunión, en el océano Indico, que, según las autoridades de Malasia y la justicia francesa, pertenece al Boeing 777 desaparecido.

Las principales hipótesis del accidente apuntan a una falla mecánica o a un atentado, pero el misterio sigue sin dilucidarse, lo que da lugar a múltiples teorías.

Australia, que dirige la búsqueda del aparato en el océano Indico, planea dar por terminadas las operaciones en julio si antes no se producen novedades, pero los familiares de los pasajeros del avión no están de acuerdo.

El colectivo de familiares de las víctimas, Voice370, publicó el jueves un comunicado pidiendo a los países implicados en la búsqueda que no culminen las operaciones.

"Voice370 recomienda con insistencia a las autoridades que continúen las operaciones en la zona de búsqueda. Pensamos que no deben tirar la toalla, cerrar este caso y considerarlo simplemente como un misterio insoluble", afirmó el colectivo de familiares.

El dolor persiste, agregó Voice370, que insistió en señalar las "heridas profundas causadas por la pérdida" de familiares y el hecho "de no saber".

Por otra parte, el equipo de investigadores sobre el MH370 va a publicar un informe provisional el 8 de marzo próximo, al cumplirse el segundo aniversario de la desaparición.

"El objetivo de este equipo de investigadores es determinar la causa del accidente, por lo tanto pienso que va a tocar el tema", dijo el ministro malasio de Transportes, Liow Tiong Lai, en Kuala Lumpur.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes