Australianos regresan a sus casas destruidas por incendios

KINGLAKE, Australia (AP). Residente de los poblados calcinados por los peores incendios forestales en la historia de Australia regresaron a sus casas por primera vez hoy miércoles y encontraron escenas de devastación absoluta.

El jefe de gobierno del estado de Victoria John Brumby expresó preocupación sobre el impacto emocional para los sobrevivientes ante la vista de la destrucción, en especial para quienes no han visto imágenes de televisión sobre la escala del desastre.

"¿Por dónde comenzar? ¿Por dónde comenzar?", preguntaba Peter Denson, parado entre las ruinas de su casa en Kinglake, donde al menos 39 personas murieron y el poblado quedó destruido en su totalidad durante el infierno del sábado.

Denson, un carpintero, ha vivido en Kinglake desde 1977. Señaló que quiere reconstruir, pero su casa, ahora un montículo de madera, ladrillo y metal torcido, no estaba asegurada porque él no podía pagar tal seguro.

"Es como si una enorme bomba atómica hubiera explotado", comparó Denson.

Las autoridades sellaron algunos poblados debido a que la lúgubre tarea de recolección de cadáveres de los edificios caídos estaba ocurriendo lentamente y porque quieren evitar que los residentes alteren potenciales escenas de crímenes.

Aunque hay acceso libre a muchas áreas en la zona del incendio, han crecido las tensiones en días recientes al aumentar las exigencias para que la policía permita a los residentes regresar a las zonas más afectadas para examinar sus casas y buscar a sus mascotas y otros animales dejados en el lugar. La policía ha pedido paciencia a la gente.

La policía señaló el miércoles que especialistas en incendios premeditados completaron la etapa inicial de sus investigaciones y concluyeron que hubo seis fuentes principales del incendio del sábado.

Encontraron un acto criminal en un caso _cerca del poblado de Churchill, 140 kilómetros (90 millas) al sureste de la capital estatal Melbourne_ y se busca a un sospechoso.

La cifra oficial de muertes el miércoles era de 181, pero aún se estaban encontrando cadáveres y Brumby señaló que ésta "superaría las 200 muertes".

De las otras cinco fuentes, cuatro no eran sospechosas y la restante aún estaba bajo investigación. Se calcula que hay 60,000 incendios anuales en Australia, la mayoría de ellos encendidos accidentalmente o causados por rayos o cables de conducción eléctrica.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada