Austria protesta contra el maltrato de refugiados en Hungría

El Gobierno de Austria anunció hoy que ha citado para mañana al embajador húngaro en Viena para expresarle su malestar por el maltrato de refugiados en Hungría.

"La Convención de Ginebra de Derechos Humanos debe ser respetada por todos los estados de la Unión Europea (UE)", indica el canciller federal, Werner Faymann, en un comunicado.

Asimismo, insiste en "una protección conjunta de las fronteras externas, incluyendo un registro coordinado (de los refugiados) y un reparto justo entre todos los estado de personas que han huido".

"La UE es un proyecto de paz, que debemos defender especialmente ahora. Personas que huyen de guerra y persecución tienen derecho a asilo y a un trato digno", destaca Faymann.

Por su parte, el ministro de Exteriores austríaco, Sebastian Kurz, se reunirá mañana con su homólogo Peter Szijjarto en Luxemburgo al margen de una reunión comunitaria para hablar sobre las más recientes tensiones entre los dos países vecinos.

Viena había criticado con dureza la valla alambrada que Hungría ha construido en su frontera sur, a lo que el Gobierno húngaro reaccionó con una citación del embajador austríaco en Budapest y con la advertencia de "tensiones" entre los vecinos.

Miles de refugiados de Oriente Medio, que entraron a Hungría a través de la frontera con Serbia, intentan salir del país centroeuropeo para llegar a Austria, y de allí a Alemania.

Según la legislación comunitaria, Hungría debería registrar a todos los refugiados e iniciar procedimiento de asilo, y no dejarlo abandonar el país centroeuropeo.

Sin embargo, el pasado lunes unos 3.650 refugiados salieron en tren rumbo a Austria, desde donde casi todos siguieron a Alemania.

Por otra parte, organizaciones humanitarias han criticado las condiciones sanitarias y el trato de los refugiados en los centros de acogida en Hungría.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes