"Autopista" submarina Cuba-Venezuela: lista en 2010

LA HABANA (AP). El cable submarino de fibra óptica que unirá Cuba con Venezuela estará habilitado en el 2010 y permitirá a la isla contar con 3,000 veces más capacidad para transmitir datos y romperá el bloqueo informativo.

"Este es un trabajo muy complejo tanto por la especialización y el nivel técnico que requiere, como por una serie de elementos de orden estratégico y político... como el tema de las aguas territoriales, el bloqueo y la búsqueda de suministradores", indicó Liliana Rivas, coordinadora por la parte venezolana en declaraciones a Granma, órgano oficial del Partido Comunista.

Ambas naciones gestionan la infraestructura a través de la empresa Telecomunicaciones Gran Caribe, una mixta creada este año y la primera firma latinoamericana que emprende una iniciativa de semejante envergadura sin apoyo de compañías mundiales transnacionales.

El cable unirá a través de 1,550 kilómetros a la región de Camurí, cercana al puerto de La Guaira en la nación sudamericana, y la playa Siboney, en las afueras de Santiago de Cuba.

Uno de los tramos pasará por Jamaica y se cuenta con bifurcaciones con las cuales se podría conectar a Nicaragua y Haití.

En términos prácticos el cable multiplicará por 3,000 la capacidad que dispone Cuba para sus enlaces con el extranjero, que actualmente deben hacerse vía satélite (de mayor costo) debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Cuba o cualquier empresa que opere con la isla.

Las autoridades priorizan el servicio de internet para empresas y centros de estudio por encima de los usos individuales.

Según el ingeniero Wilfredo Morales de la empresa Telecomunicaciones Gran Caribe, creada en el marco del Acuerdo Bolivariano para las Américas (ALBA), un convenio de integración regional impulsado por Caracas y La Habana, la infraestructura estará operable en el primer semestre del 2010.

Para agosto próximo se concluirá la etapa de selección de suministradores y el cable --del grosor de un dedo-- se instalará a finales del 2009.

Colocada a 5,400 metros de profundidad, tendrá una doble vía con 640 Gigabytes --320 por cada par de fibras-- y tecnología de punta a nivel mundial; incluso estará recubierta para evitar dificultades como la de las altas presiones submarinas o el ataque de los tiburones, atraídos por los campos magnéticos.

Además en las zonas menos profundas se la protegerá de los anclajes de buques y de las labores pesqueras.

Un cable que une Cancún (México) con Miami (Estados Unidos) pasa a sólo 32 kilómetros de La Habana pero los administradores no consiguieron el permiso del Departamento de Estado estadounidense para que Cuba pueda operar con él.

"Si no existiera el bloqueo, conectar a Cuba costaría unos 500,000 dólares", comentó a Granma por su parte el ingeniero venezolano, Carlos Orfila.

Las dificultades impuestas por Washington a Cuba incluso obligó a los diseñadores a agregarle unos 100 kilómetros más al cable, agregó.

Washington mantiene sanciones en todos los sectores contra la isla desde la década de los 60 para presionar cambios en su sistema comunista de gobierno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes