Autoridad clerical de Irak presiona a al-Maliki

ETIQUETAS

La voz más respetada de la mayoría chiíta en Irak se sumó el viernes al llamado que pide al primer ministro formar un gobierno incluyente o hacerse a un lado, un día después de que el presidente de EE.UU. Barak Obama pidiera a Nouri al-Maliki crear un liderazgo representativo de todos los iraquíes.

El apenas velado reproche del Ayatola Ali al-Sistani fue el más decisivo a la hora de culpabilizar de la actual espiral de crisis del país al primer ministro chiíta.

La insistencia en la necesidad de sustituir a al-Maliki llega al tiempo que Irak se enfrenta a su peor crisis desde la retirada de las tropas estadounidenses en 2011. Durante las pasadas dos semanas Irak ha perdido importantes áreas del norte del país ante los milicianos simpatizantes de al-Qaeda, los suníes del Partido del Estado de Irak y del Levante, cuya peligrosa ofensiva se ha hecho con la ciudad de Mosul, la segunda más grande del país.

La gravedad de la crisis ha provocado que el normalmente precavido al-Sistani, que suele estar por encima del juego politico, decida participar en esta occasion, y aunque sea a través de un representante, sus comentarios podrían sellar el destino del primer ministro al-Maliki.

Al-Sistani pidió diálogo para las coaliciones políticas elegidas en las elecciones parlamentarias del 30 de abril, dijo que era imperativo que formaran "un gobierno eficaz que disfrutara del apoyo nacional, evitara los errores del pasado y abriera nuevos horizontes hacía un mejor futuro para todos los iraquíes".

Los reporteros de Associated Press Qassim Abdul-Zahra y Sameer N. Yacoub han contribuido a este despacho.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7